El domingo se adelantarán los relojes, pero siguen las polémicas en las provincias

San Luis y Mendoza ya dijeron que no se adherirán a la medida. La Rioja, Catamarca y San Juan no tomaron una decisión. Ahora surgieron dudas en Río Negro y Santa Fe. Empresarios marplatenses presentarán un petitorio.

Por
15deOctubrede2008a las13:16


Todo indica que a partir de este domingo el país tendrá dos husos horarios.

San Luis y Mendoza ya confirmaron que no adelantarán una hora los relojes. En La Rioja, San Juan y Catamarca dicen que todavía no hay decisión oficial, pero que "muy probablemente" tampoco moverán las agujas.

El gobierno de San Luis tampoco adelantaría la hora oficial, mientras que Santa Fe y Río Negro se suman a esta inconformidad.

El presidente del Centro Comercial de Santa Fé, Tomás Vallejo, remarcó basarse en lo que fue la experiencia del año pasado para sostener que el cambio de horario tiene un impacto negativo sobre la actividad comercial.

Como fundamentación, esgrimió que "en los meses estivales la gente concurre a los comercios a última hora y con el cambio de hora lo hará aún más tarde".

Asimismo, las cámaras de comercio y empresarias de Mar del Plata anunciaron hoy que presentarán al gobierno bonaerense un reclamo por escrito para evitar que se modifique el horario en la provincia el próximo domingo, para evitar los perjuicios económicos que, afirman, causó esta medida la temporada pasada.

Así lo afirmó hoy el secretario de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata, Juan Blas Taladrid, quien precisó que al petitorio adherirán el resto de las cámaras de empresarios de la ciudad.

Entre los argumentos, sostienen que dicha modificación puede provocar en las personas "trastornos negativos desde todo punto de vista".

El secretario de Ambiente, Guillermo Carmona, recordó las consecuencias negativas que tuvo en 2007-y hasta marzo de este año- el adelantamiento de la hora.

"Produjo un fuerte impacto psíquico en los mendocinos, porque nos acostábamos más tarde. Los científicos sostuvieron que hubo modificaciones en el reloj biológico de los habitantes", argumentó.

Y señaló: "Eso produjo sensaciones de cansancio, sueño y comidas a deshoras. Análisis posteriores determinaron que tampoco se ahorró energía o que, en todo caso, ese ahorro fue ínfimo".

Temas en esta nota

    Cargando...