Con cosecha mundial récord, creen que la soja no podrá subir

La fuerte caída del petróleo también limita su uso como combustible.

Por
21deOctubrede2008a las07:23

No es seguro que la caída libre de la cotización del bushel de soja se haya detenido, el viernes 17 de octubre, día en que volvió a subir 8,80 dólares después de haber tocado fondo en 8,58 dólares dos días antes. Las razones que la hicieron caer (-46%) de los 16,36 a los que había trepado el 3 de julio perduran.

En primer lugar, el tiempo fue fantástico para esta leguminosa con la cual se engordan, a todo vapor, novillos, vacas, cerdos, crías. El Midwest estadounidense (primer productor mundial) plantó a diestra y siniestra porque la soja exige menos fertilizantes que el maíz.

Argentina (tercer productor) reemplazó el trigo, que se había secado en pie debido a la sequía, por soja. China (cuarto productor) también debería tener una cosecha récord, lo que le permitirá importar menos de sus 35 millones de toneladas habituales. La única estancada es la soja de Brasil (segundo productor), lo cual tuvo quizás el mérito de frenar la deforestación de la selva amazónica.

Resultado: la cosecha 2008-2009 alcanzará un pico histórico de 239,43 millones de toneladas, según el Departamento de Agricultura estadounidense. Lo que llevará las reservas mundiales de 52,6 millones de toneladas a 55,2 millones. ¡Adiós a los riesgos de escasez!

Para colmo, grandes nubarrones se acumulan sobre los agrocombustibles, de los cuales forma parte el biodiésel que se obtiene de las oleaginosas (palmera, colza, girasol y soja).

Ya no es del todo políticamente correcto elogiar sus méritos ecológicos. Nicolas Sarkozy, Angela Merkel y José Manuel Barroso se desvelan por achicar los subsidios que les habían dado cuando estos carburantes llamados "verdes" estaban de moda.

En cuanto a John McCain, si resulta electo para la Casa Blanca está dispuesto a repudiar el único legado ecológico de George Bush y a eliminarlos, lisa y llanamente. Su adversario demócrata Barack Obama no dice ni una palabra, pero piensa igual.

Por último, el precio del petróleo prácticamente se dividió por dos en tres meses, con lo cual pasa a ser mucho menos competitivo un agro-carburante fabricado a partir de la soja.

Por eso los inversores, que ya tienen bastantes preocupaciones y grandes necesidades de dinero en este momento, repudiaron la soja a la que habían apostado fuerte.

Por Alain Faujas
Fuente: Le Monde y Clarín, 2008.

Temas en esta nota

    Cargando...