México, el país de América Latina más afectado por la recesión en EEUU

La CEPAL estima que la desaceleración económica estadounidense significará un duro revés para el sector exportador mexicano y provocará el retorno a México de grandes cantidades de inmigrantes, lo que generará graves problemas de empleo.

03deNoviembrede2008a las17:15

México será uno de los países de América Latina más afectados por la recesión en Estados Unidos, ya que el mercado estadounidense es el principal destino de sus exportaciones y el principal emisor de Inversión Extranjera Directa (IED), según advirtió Jorge Máttar, Director Adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El funcionario señaló que se vienen meses de lento crecimiento para la economía del país norteamericano, así como dificultad en la creación de empleos, a un ritmo menor del nivel que se requiere para emplear a profesionales que requieren incorporarse al mercado laboral, a lo que se suma la demanda de los trabajadores inmigrantes que comienzan a regresar a México. “No tengo idea si son miles o millones o decenas, pero van a volver y eso representará una presión extra sobre el mercado de trabajo”, agregó el funcionario.

Para la CEPAL, México es de los países que tendrá menor crecimiento en Latinoamérica en 2008 y 2009, justamente por su estrecha relación con la economía de Estados Unidos. La desaceleración económica mundial va a reflejarse en la disminución de los flujos de comercio internacional y como México está muy vinculado a Estados Unidos, tendrá que buscar una mayor diversificación de sus exportaciones.

“El resto de los países de la región no tiene una relación tan deficitaria como México”, dijo Máttar. En Sudamérica existe un comercio más diversificado, mercados más fuertes en Europa, Asia y China, y también las fuentes de IED son más diversificadas, explicó el funcionario, y consideró que a México “le está costando cada vez más competir en los mercados internacionales”, porque “su productividad no ha aumentado como debería o la de otros países aumenta más”, agregó.

“El segundo problema es que todavía las relaciones económicas internacionales de México están muy concentradas en Estados Unidos, cuando a este país le sucede lo de ahora, México de inmediato siente el efecto porque hay una vinculación muy estrecha. La evolución de la producción manufacturera de Estados Unidos frente a la de México y a sus exportaciones son casi idénticas porque México le envía el 80% de sus exportaciones. Esos problemas estructurales no se van a resolver pronto, pero hay que empezar a trabajar ya”, alertó Máttar.

Sobre los factores que permitirán a México salir adelante de esta situación, el funcionario dijo que “no hay mucho que hacer en cuanto a algunos sectores que pudieran aparecer como los más dinámicos”. “México seguirá con una estructura exportadora concentrada en las manufacturas, pero la desaceleración mundial, y la de Estados Unidos en particular, va a tener un impacto en las exportaciones manufactureras en México”, estimó, a lo que se sumará la reducción por las exportaciones petroleras, debido a la disminución del precio y la demanda.

“Desde mi punto de vista, debería incluirse un análisis de nuevos nichos de mercado, de nuevos productos que pueden ser dinámicos en el comercio internacional y en los cuales México puede insertarse favorablemente”, sugirió el funcionario de la CEPAL.

Hoy por hoy, las cifras revelan una caída en la tasa de crecimiento de las exportaciones de México a Estados Unidos, por lo que ahí hay una oportunidad para fortalecer su inserción externa en otras regiones, puede ser América Latina, donde tiene muchos Tratados de Libre Comercio con varios países, indicó Máttar. Otras de las opciones son Europa y Asia, particularmente China, que son mercados muy atractivos, y México tiene una relación comercial

Temas en esta nota

    Cargando...