Por la crisis, enviarán a faena unas 2000 vacas lecheras

Son productores que no firmaron el acuerdo con el Gobierno.

Por
11deNoviembrede2008a las07:27

Tamberos bonaerenses volverán a enviar vacas lecheras al Mercado de Hacienda de Liniers como señal de protesta contra la política oficial sobre el sector, que atraviesa una severa crisis de rentabilidad. Así lo decidieron ayer en Coronel Brandsen dirigentes de las sociedades rurales de esta localidad y de Lobos, San Vicente y Pehuajó, entre otras, todas adheridas a la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) y que no firmaron el último acuerdo con el Gobierno.

"La idea es enviar el 20 de este mes unas 2000 vacas de toda la provincia que no estén preñadas", dijo el vicepresidente de la entidad anfitriona, Tomás Bohner. Esta es la segunda vez en el año que los tamberos envían a faena vacas lecheras.

Bohner explicó que durante el encuentro los dirigentes hicieron un balance de la situación del sector, análisis de precios "cuyos números no cierran" y las perspectivas del mercado. "La conclusión fue que cuando se firmó el acta acuerdo entre el Gobierno y dirigentes de Santa Fe, Córdoba y La Pampa el 20 de octubre, de un total de 17 instituciones sólo firmaron tres dirigentes y lo mismo ocurrió con las industrias: de 40 usinas, la suscribieron tres empresas. Quiere decir que la representación es muy pequeña", agregó el dirigente.

Con el envío de vacas lecheras a faena, los tamberos persiguen dos propósitos. El primero, "tapar el bache financiero bastante importante que provoca la industria al no respetar las fechas de pago, que en muchos casos se difieren hasta en 60 días; por ejemplo, ahora nos deben el pago de la leche entregada en octubre", dijo Bohner.

En segundo término, los productores quieren demostrar que está sobrando el 30% de la producción argentina de leche "como consecuencia de las políticas intervencionistas del Gobierno en el mercado lácteo, que arrancó en el período febrero-marzo-abril, cuando la tonelada de leche en polvo estaba en 4500 dólares".

Si bien el dirigente reconoce que la situación internacional es ahora muy compleja, "la intervención del Gobierno en el momento menos oportuno les impidió haber tenido espalda financiera para aguantar la crisis".

Bohner cuestionó la decisión del Gobierno de desacoplar los precios internacionales de los nacionales cuando en su momento aquellos estaban altos, y de acoplarlos ahora que están bajos (la tonelada está en US$ 2100, cuando, según el dirigente, debería estar en 3500).

Y en relación con los excedentes de leche que se produce, el ruralista se quejó de que hace seis meses que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos "no divulga ninguna estadística del sector, y el secretario [Carlos Cheppi] que tiene que resolver los problemas no aparece".

Temas en esta nota

    Cargando...