Hay que ser más eficientes para que no sigan cerrando tambos

La frase del título pertenece al ingeniero agrónomo Mario Mondino, del área de Desarrollo Rural del INTA Rafaela. "Sabemos que no hay una política lechera que tenga previsibilidad y seguridad, nada se puede planificar si no se sabe cuánto se va a cobrar el litro de leche el mes que viene".

04deDiciembrede2008a las07:32

El ingeniero agrónomo Mario Mondino, del área de Desarrollo Rural de la Estación Experimental del INTA de Rafaela y dentro del ámbito del Proyecto Lechero, es coordinador del curso de capacitación del programa El Profesional Tambero II.
Presente en la apertura del curso para tamberos graduados en la Sociedad Rural, habló del tema que domina a la perfección: la lechería, y en ese aspecto se le preguntó cuál era la causa de formar a un profesional tambero, cuando el tambo aparece, a priori, como una especie en extinción.

Realidad

"Sí es cierto, cada vez quedan menos tambos, pero es una consecuencia lógica de varios factores, una de las principales y yo diría que única manera que tienen los tambos de evitar la desaparición es ser cada vez más competitivos, y la única manera de serlo con respecto a otras actividades, es mejorar sensiblemente la eficiencia del trabajo".

Parecería que el tambo no es una actividad muy difícil, sin embargo, según aseguró el profesional de las ciencias agrarias, "hoy tenemos con el tambo una actividad muy compleja, existe una brecha tecnológica entre los productores de punta y el resto muy amplia, aún en situaciones similares de suelo y con la misma estructura productiva, es decir, hay alguien que está trabajando muy bien como empresario y hay otros que no lo están haciendo de la misma forma".

Entonces, la respuesta es quiénes se van del sistema. "Cuando hay toda una política que no ayuda, eso hay que reconocerlo, es cierto, porque falta una política lechera en serio, entonces la única manera que tenemos para afrontar esta situación es ser todos los días un poquito más eficiente, y esto vale para todas las actividades, sea cual fuere", agregó Mondino.

Menos

En el ámbito nacional "se cuenta con aproximadamente 12.500 tambos, cuando hace unos 25 años hemos tenido cerca de 30.000, o sea que hemos perdido el 60 % de esa producción, no obstante, hay que reconocer, estamos produciendo bastante más, Argentina en los últimos años está cerca de los 10.000 millones de litros de leche.

"En nuestra zona tenemos un poco de todo, la misma brecha tecnológica o la misma problemática que nosotros observamos acá se transmite a nivel país. La productividad o la eficiencia física en un tambo se mide por la cantidad de litros de leche por hectárea. Para que tengan una idea, en nuestra gran cuenca lechera, el 50 por ciento está hasta los 6.000 litros de leche como productividad por ha., pero tenemos productores que están en 10.000. 11.000 y 12.000 litros de leche", confirmó nuestro entrevistado.

Propuesta

"Nuestra propuesta en Campo Roca está en esta última situación, arriba de los 11.000 litros por ha., con un sistema simple que le mostramos y le proponemos al productor para que tome elementos que le ayuden a mejorar, obviamente que el que está allá, bajo en eficiencia física, es el que hoy está y no sabemos si mañana va continuar con la actividad, hay un camino para recorrer en intensificación, en base a lo que llamamos como tecnología de procesos que es lo que falta mucho: organización, planificación, manejos, objetivos claros de la empresa, en la medida que se incursione en esa área, se verán los resultados, porque hay una directa relación que cuando se va mejorando eficiencia física se tenga una mejor respuesta económica, cuando eso se hace a través de tecnología de proceso", reiteró el ingeniero agrónomo.

El futuro

Pensar en lo que puede venir, cómo se presentará el futuro de la lechería, es así explicado por el funcionar

Temas en esta nota

    Cargando...