La Unión Europea centraría su demanda de soja en la Argentina

Los principales importadores del bloque anticiparon que dejarán de comprar harina de soja a los EEUU porque detectaron rastros de maíz modificado genéticamente, según Oil World. Prevén comprar 7,8 millones de toneladas al mercado local hasta 2010.

Por
25deAgostode2009a las16:03

La Unión Europea (UE), que lleva adelante una severa política regulatoria de importación de transgénicos, reducirá sus compras de granos de la oleaginosa a los Estados Unidos y se volcará a la harina de soja argentina, dijo la revista Oil World.
 
Importadores europeos afirmaron el 6 de agosto que frenarán voluntariamente sus compras de soja norteamericana, luego de que cargamentos de harina de la oleaginosa fueran bloqueados en España y Alemania porque contenían rastros de maíz modificado genéticamente, prohibido en la UE.
 
"Los importadores europeos están actualmente más o menos inhabilitados para compras de soja o harina derivada de los Estados Unidos, ya que temen que la mercadería pueda ser rechazada", afirmó la publicación con base en Hamburgo.

"La UE necesitará incrementar sus importaciones de harina de soja durante los próximos meses, principalmente de la Argentina", precisó la revista especializada en oleaginosas y subproductos.
 
El bloque económico podría importar 7,8 millones de toneladas de harina de soja argentina entre octubre del 2009 y marzo del 2010, por encima de los 6,65 millones de toneladas correspondientes al mismo período del ciclo anterior, previó.
 
Sin embargo, el abastecimiento de la Argentina no está asegurado debido a su reducida oferta de soja en 2009, luego de una cosecha que sufrió grandes pérdidas por una feroz sequía.
 
Las compras europeas de soja norteamericana entre octubre del 2009 y marzo del 2010 podrían caer a 1,5 millones de toneladas desde los 2,17 millones de toneladas del año previo, calculó Oil World.
 
La política de transgénicos de la UE llevará a una fuerte reducción de la capacidad de consumo de los procesadores de soja europeos en los próximos meses, advirtió.
 
La industria forrajera en la UE probablemente aumente el uso de harinas de colza y de girasol en detrimento del subproducto de la soja, aunque la utilización de la variedad de colza ya se encuentra cerca de su máximo nivel posible.
 
La UE probablemente también incremente la utilización de granos forrajeros -cuya oferta es amplia luego de una abundante cosecha europea- en la elaboración de alimentos para consumo animal, precisó Oil World.


Fuente: Reuters.

Temas en esta nota

    Load More