Exportadores dicen que la apertura del trigo y maíz beneficiará al productor

La presidenta Cristina Fernández anunció ayer la “reducción a cero“ de los derechos de exportación al trigo y el maíz para pequeños y medianos productores.

11deSeptiembrede2009a las07:43

En la práctica, la medida no contempla eliminar las retenciones, sino el cobro "en puerto" del derecho y la posterior devolución de los montos involucrados.

"Este mecanismo, que a va a exigir un gran compromiso de parte de todos, contempla que el derecho de exportación se cobrará en puerto y luego se le devolverá al pequeño y mediano productor", dijo la primer mandataria.

Luego agregó que lo que busca resguardar que el precio internacional derivado de una eventual eliminación de retenciones no ingrese al país en términos de inflacion. El mecanismo, explicó, busca que la medida "no impacte en las mesas de los argentinos".

"Si suprimimos la retencion a 0%, ese 23% de trigo entraría no sólo para el productor, sino también para el consumidor, que debería pagar más caros todos los derivados de esos productos", lo graficó.

La Presidenta aseguró que, en términos de recaudación fiscal, el impacto de la medida será una baja de 50% en los ingresos al fisco en esos rubros.

Una vez finalizado el acto, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri, precisó a la prensa que "se considerarán como pequeños y medianos productores a aquellos que cosechen hasta 1.200 toneladas de maíz y 800 toneladas de trigo" por año.

Para eso se conformará un padrón a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca (Sagyp) y la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), para definir quiénes serán los beneficiarios.

La medida comprende a la cosecha de trigo de la campaña 2009/10, que será levantada en los próximos meses, y la de maíz que se cosechará entre abril y mayo de 2010.

Antes de anunciar la modificación en las retenciones a los pequeños y medianos productores, la Presidenta formalizó el acuerdo logrado con molinos y empresas exportadoras de cereales, para liberar las exportaciones de maíz y trigo, a cambio de que se garantice el abastecimiento a un precio razonable en el mercado interno.

El entendimiento contempla que deberá quedar para el mercado interno alrededor de 6,5 millones de toneladas de trigo y 8,0 millones de toneladas de maíz, tanto para consumo como para alimento balanceado, y semilla para sembrar.

El precio al que se compran los granos para el mercado interno será el FAS teórico (precio que se le paga al productor, sin seguro ni flete) que publica habitualmente la Secretaría de Agricultura el día previo al de la operación.

Exportadores, a favor

Al término del encuentro, el Centro de Exportadores de Cereales emitió un comunicado en el que justifican haber apoyado el acuerdo que dispone la apertura permanente de exportaciones de trigo y maíz porque “redundará en un beneficio para los productores rurales y para toda la cadena productiva agroindustrial”.

Según explicaron, el Acuerdo establece una serie de obligaciones para quienes lo han suscripto y para las empresas exportadoras que adhieran en el futuro:

- El Precio de compra a pagar por los firmantes del acuerdo (exportadores de cereales y molinos harineros) al productor, será el FAS teórico de la SAGPyA del día anterior de la factura o contrato mas menos flete a convenir entre partes. Para los contratos a futuro será el que surja del contrato registrado ante la AFIP, en las condiciones normales y habituales del mercado.

- En caso de un eventual faltante en el mercado interno, los signatarios asumen el compromiso de cubrir ese faltante en proporción a los ROEs otorgados por la ONCCA a partir de la suscripción del Acuerdo y hasta un volumen máximo igual al total exportado por cada empresa.

- Adicionalmente, en caso de existir esa necesidad de abastecer al mercado local, tanto en tri

Temas en esta nota

    Cargando...