Argentina redobló la carga contra Botnia en la recta final de La Haya

El Gobierno aseguró que ya hay "daños irreversibles" por culpa de la pastera.

Por
15deSeptiembrede2009a las07:33

Argentina y Uruguay entraron en la fase final del juicio que desde mayo de 2006 los enfrenta en los tribunales de justicia de La Haya (CIJ). Las últimas audiencias comenzaron en dicha ciudad, ubicada en los Países Bajos, con una nueva acusación del Gobierno argentino que asegura que el país vecino violó el bilateral Estatuto del Río Uruguay, con la instalación "unilateral" de la pastera Botnia sobre la vera dicho cause. También que causará "daños irreversibles". A su vez, la Consejera Legal de la Cancillería, Susana Ruiz Cerutti, se mostró desde La Haya optimista. Dijo que los jueces de la CIJ podrían ordenar al final "el cierre o la destrucción de la planta", pese a que está en funcionamiento desde noviembre de 2007,

La ronda de alegatos argentinos comenzó ayer y seguirá hasta el jueves. Los alegatos de Uruguay, cuya delegación lidera el embajador en Estados Unidos Carlos Gianelli, se iniciarán lunes 21 y durarán también cuatro días. Finalmente, uno y otro país, en esta última fase de audiencias antes del veredicto final de la CIJ que se espera para principios de 2010, dispondrán de dos días cada una para responder a los argumentos de la otra.

Junto al secretario de Ambiente Nacional, Homero Bibiloni; el director del Instituto de Servicio Exterior de la Nación, Horacio Basabe, y el embajador argentino en Países Bajos, Santos Goñi, la exposición argentina se basó en elementos nuevos que "tienen que ver con los olores y la contaminación por la proliferación de algas". Según expresó ayer Bibiloni, esta "es la peor planta en el peor lugar".

Argentina también incluyó en su presentación los resultados de ese Plan de Vigilancia Ambiental del Río Uruguay que inició el Gobierno por su lado bajo la órbita de la Secretaría de Ambiente. Este viene recabando informes sobre el estado del agua, la flora y fauna y el aire en torno a Botnia. "Cada día", consideró Cerutti, la planta "desprende una enorme cantidad de contaminantes en el agua y en el aire". Hay "olores insoportables", más riesgos para la salud de los habitantes de Gualeguaychú y del balneario Ñandubaysal, ubicado frente a Botnia. "Huele a huevo podrido", explicitó Cerutti y agregó que una planta como Botnia "nunca sería autorizada en Europa". E ilustró: "Botnia extrae 60 millones de metros cúbicos de agua, que luego descarga al propio río en forma permanente a través de los efluentes de su planta".

En el gobierno uruguayo se estableció que será el ahora ex canciller Gonzalo Fernández -ministro de Defensa desde hace unos días- quien informe sobre la presentación. Pero hace unos días, las posturas de Montevideo presentaron algunos matices internos, propios del tiempo electoral que viven. El candidato por el oficialista Frente Amplio, José Mujica, hombre de frecuentes viajes a la Argentina, señaló que el fallo de La Haya representaría "una de cal y una de arena para los uruguayos", al contemplar las dos posiciones. Pero Fernández lo contradijo: afirmó que habrá un triunfo "contundente" para los uruguayos.

Por: Natasha Niebieskikwiat.

Temas en esta nota

    Cargando...