El campo marcha a la Legislatura bonaerense contra el impuestazo

Productores irán mañana a la Legislatura para reclamarle a los senadores que frenen la reforma fiscal. Portuarios paralizan actividad y planean protesta.

Por
21deSeptiembrede2009a las05:23

El rechazo al impuestazo que el gobierno de Daniel Scioli pretende aplicar, con subas en Ingresos Brutos, Inmobiliario Rural, Mejoras en campos, Patentes, tributo a la herencia y un canon a los puertos, se reforzará desde hoy con acciones por parte de las gremiales del campo y de trabajadores de las terminales portuarias bonaerenses, que buscarán forzar cambios en la normativa antes de su tratamiento en el Senado provincial.

La mesa agropecuaria bonaerense, integrada por Federación Agraria (FAA), Sociedad Rural (SRA), Coninagro y Carbap –la pata bonaerense de Confederaciones Rurales (CRA)– resolvió movilizarse hacia La Plata. La intención es juntar delegaciones que, desde las 11, se harán presentes en la Legislatura para “explicar a cada senador el perjuicio que conlleva el impuestazo para toda la economía provincial”, comentaron desde el nucleamiento. Hoy terminarán de definir la estrategia para encarar las audiencias con senadores bonaerenses. No obstante, los dirigentes no descartan trasladarse luego hasta las puertas de la Gobernación, para repudiar la actitud de Scioli “de meterle la mano en el bolsillo a los bonaerenses, en lugar de reclamarle a la Nación la coparticipación que le adeuda”, resaltaron.

Pero esa escala en la protesta agropecuaria estará supeditada a los tiempos que le lleve entrevistarse con los senadores provinciales, al menos de la oposición que están dispuestos a recibirlos. Es que, una hora después de resolver la visita a La Plata, los dirigentes de las cuatro rurales recibieron la invitación del ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich, para iniciar el diálogo institucional (ver aparte).

“La visita a los senadores se hace igual. Iremos a Asuntos Agrarios, pero queremos explicar en la Legislatura que el impuestazo, como la 125 el año pasado, pone en quebranto a cientos de productores”, expuso a El Cronista Guillermo Giannasi, director de FAA.

A su turno, el presidente de Carbap, Pedro Apaolaza, recalcó que los senadores “tienen la responsabilidad de poner sensatez y cordura” al intento del gobernador. Y reclamó que se revise el proyecto de ley y se consensúen los aumentos con los sectores afectados.

La presión de los ruralistas a los senadores no será la única que recibirán los legisladores por la reforma fiscal, con la que el gobierno bonaerense busca asegurarse más de $ 1.100 millones anuales extra de recaudación.

Es que al rechazo rural se sumó el enojo de los trabajadores de los 12 puertos provinciales, que alertaron que el canon en las terminales($ 6 por tonelada importada y $ 18 por la misma cantidad exportada) determinará la paralización de las terminales y pondrá en riesgo más de 2.000 puestos de trabajo.

Primero, el gremio de los recibidores de granos (Urgara) se declaró en estado de alerta y movilización. Desde el viernes pasado, directamente paralizó la actividad en los puertos de Bahía Blanca, San Nicolás, Necochea y San Pedro. Y tiene previsto extender el paro por tiempo indeterminado a las terminales de Ramallo y Quequén.

Además, los estibadores portuarios analizaban la forma de protestar. Según indicaron en el sector, ambos sindicatos buscaban coordinar una marcha hacia la Legislatura bonaerense este miércoles, cuando se estima que el Senado provincial intente sancionar la polémica suba de impuestos.

En solidaridad con los portuarios, la combativa Carbap resolvió que sus afiliados se abstendrán de entregar cereales y oleaginosas para la exportación mientras dure el conflicto.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...