CRA pide cambios en la formación de los precios de Pizarra de la Bolsa

Advierte que como los operadores no siempre declaran todas las ventas de soja, la Pizarra no refleja la realidad del mercado perjudicando así al productor.

24deSeptiembrede2009a las08:11

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) está preocupada porque los precios de la soja en la pizarra de la Bolsa de Comercio de Rosario no siempre reflejan los valores reales del mercado perjudicando a así a los productores. Es por eso que hace menos de un mes la entidad ruralista le envió una carta a las autoridades de la Bolsa para manifestarle sus inquietudes.

Y una de las alternativas que CRA tira sobre la mesa es que sea obligatorio que los corredores declaren a la Cámara Arbitra de la Bolsal todas las operaciones realizadas para que, a la hora de definir los precios de pizarra, esté toda la información disponible y así el valor que surge esté acorde a lo que pasó en el mercado.

Hoy esa declaración es voluntaria, y muchas veces hay acuerdos privados entre compradores y vendedores de mantener en reserva los precios pactados en una operación porque son mejores a los que se estuvieron transando públicamente ese día en el mercado.

El precio es Pizarra es un indicador fundamental del negocio agropecuario. No sólo porque se usa como referencia para muchas operaciones (compra de insumos, alquileres de campos, canjes de granos por bienes) sino también porque define el valor de las ventas de soja realizadas con la condición “a fijar” (el productor entrega ahora el grano pero la cobra después en base, precisamente, al precio de pizarra de la Bolsa), que ya representan más del 50% de las operaciones concretadas en la entidad bursátil local. En definitiva, si la pizarra sube o baja significa que millones de pesos cambian de dueño (saltan del comprador al vendedor) y por eso es un tema tan delicado.

Las distorsiones que sufre el mercado de granos (empujadas por la creciente regulación estatal y acrecentadas por lo que fue la peor cosecha en años, donde hubo menos para repartir en la cadena) ya son tema en la Bolsa, y el propio presidente, Jorge Weskamp, convocó a una comisión permanente para debatir internamente estas cuestiones (ver aparte).

¿Qué dice la carta enviada a la Bolsa?, le preguntó punto biz al Miguel Calvo, representante de CRA en el Consejo Directivo de la entidad bursátil local.
CRA, como entidad federada nacional, le envió una carta hace menos de un mes a cada Bolsa cerealera por el tema de sus pizarras porque cada una tiene su particularidad. Y hay que resaltar que la de Rosario es la que menos inconveniente tiene y que sus precios son los que más se arriman con exactitud a los valores reales del mercado. Pero vemos que, en el caso de la soja, en algunos momentos aparecen divergencias y el que la paga es el bolsillo del productor, que sufre una apropiación indebida. El sistema es bueno y hay que cuidarlo, pero es perfectible y hoy necesita ajustes. Por eso desde CRA buscamos mejorarlo llamando al diálogo para que no haya un mercado desequilibrado en favor de unos pocos.

¿Qué habría que cambiar?
La pizarra se forma por las declaraciones voluntarias de las operaciones que se realizan durante el día anterior en el área de incumbencia de Rosario. El inconveniente es que a veces no se declaran todas las operaciones, sobre todo las de mayor valor. Con la pizarra se pretende ponderar un precio, pero si no aparecen todas las operaciones esa ponderación puede no ser representativa. Es el punto que hay que corregir.

La Cámara Arbitral de la Bolsa acaba de instalar un sistema informático para mejorar la recolección de la información de donde surge el precio de pizarra. ¿Contribuye?
Seguro. La digitalización es un paso adelante porque permite sumar más información y reduce los errores humanos de registro. Es muy bueno, pero no alcanza. Se necesita que se declaren todas las operaciones. Saludamos la intención de la c

Temas en esta nota

    Cargando...