Llegó la gruesa y habrá que hacerle frente

En un encuentro en Paraná, vieron qué puede deparar este año, a partir de un clima más húmedo.

31deOctubrede2009a las08:29

Ante las promesas de humedad, ahora los productores se preparan para un manejo diferente. Es que, aunque aún no se han diluido los efectos negativos de la sequía, ya se empezaron a ver en el campo las gotas de agua que habían pronosticado los climatólogos para esta época. Y todavía se espera más.

"Hay un 80% de posibilidades de que en los próximos 6 meses el clima sea cálido y húmedo", pronosticó el climatólogo Eduardo Sierra (FAUBA), para satisfacción de un centenar de asesores técnicos de CREA y Aapresid de 8 provincias. Todos, junto a especialistas del INTA y de universidades, convocados por Syngenta, analizaron en Paraná, Entre Ríos, los distintos escenarios regionales de la campaña en marcha.

Pero las buenas noticias exigen recaudos. "Las altas posibilidades de que se dé un doble Niño, con un inminente clima cálido y húmedo, va a cambiar la sanidad de los cultivos. La condición atmosférica será predisponente para las Enfermedades de Fin de Ciclo (EFC) en soja y trigo. Esto obliga a un buen manejo", advirtió Sierra.

En ese sentido, el fitopatólogo Marcelo Carmona, también de la FAUBA, recomendó "hacer un manejo integrado en enfermedades de raíz y tallo en el cultivo de maíz. Y también sugirió "no retrasar ni un día la cosecha de maíz porque eso permite el ataque de hongos. Además, se debe evitar cualquier stress y cuidar los hongos de semilla".

Los análisis tuvieron como telón de fondo los ensayos sobre fungicidas en maíz y girasol realizados en diferentes provincias por productores CREA en el marco del convenio firmado con Syngenta. Al respecto, Marcelo Torrent, coordinador de metodología de los asesores CREA, destacó que "según los datos expuestos en dos campañas que han sido muy distintas (la 07/08 y la 08/09), hemos encontrado coincidencia en la aplicación de fungicidas foliares en maíz. En los dos años tuvimos respuestas positivas de más de 500 kilos en aplicaciones en V10, y en el 90% de los ensayos tuvimos buenas respuestas con los maíces tratados. Este año le sumamos al análisis una diferencia económica cuándo el rinde superaba los 350 kg y obtuvimos respuestas positivas en más del 70 % de los casos", afirmó.

Entre las novedades, Norma Formento (INTA Paraná) planteó "la aparición de una chinche diminuta que está provocando un gran daño en los trigos del NEA. Este insecto es capaz de generar una pérdida muy grande. Y hay que darle importancia porque puede ser limitante para el cultivo. También hay una gran presencia de trips en hoja bandera".

Adrian Mitidieri, de la consultora Agrodesarrollos, sorprendió con la relevancia que le dio a los trips de cara a la nueva campaña. "El problema que generan es mucho más grave que el que puede generar una EFC, porque esta plaga empieza a ''pegar'' desde V3. Y por supuesto que produce una importante pérdida de rendimiento, ya que puede afectar al 50% de las hojas funcionales de la planta de soja, pero controlando esta plaga se puede generar hasta un 30% de incremento en los rendimientos. Hemos logrado hasta 10 quintales más por hectárea con una sola aplicación" afirmó.

Asimismo, Margarita Sillón, de la UNL, abordó los problemas de enfermedades en la soja. Se ocupó especialmente de septoria, que "está en todos los lotes y va ascendiendo en la planta de soja". Y resaltó que las fórmulas de triazol con estrobirulina son la clave para el control de EFC.

Luego dijo que "la roya no es cosa del pasado y prestarle atención puede ser buen negocio: el año pasado, cuando se la combatió en R2 se obtuvo un promedio de excedente de 900 kg/ha, en R3 y R4 se obtuvo un promedio de 400 kg/ha con respecto al testigo y cuando se aplicó en R5 se obtuvo menos de 200 kg/ha extras".

La preocupación de los Grupos CREA y Aapresid presentes estuvo centrada e

Temas en esta nota

    Cargando...