El sorgo ganadero avanza en el negocio de la hacienda

Un cultivo cada vez más conveniente.

Por
02deNoviembrede2009a las08:06

Esta novedosa concepción del cultivo responde a su gran flexibilidad para adaptarse a distintos tipos de negocios ganaderos, sin descuidar los costos productivos y la calidad de la alimentación del ganado.

En el marco del II Congreso Nacional de Nutrición Animal, el ingeniero agrónomo Vicente Trucillo, responsable del Programa de Mejoramiento Genético de Advanta Semillas, introdujo el concepto de sorgo ganadero para referirse a la potencialidad de este cultivo como suplementación de hacienda, en tanto es un alimento más seguro, abundante y de menor costo.

La creciente agriculturalización de áreas anteriormente ganaderas obliga a los productores a buscar distintas opciones técnicas, económicamente viables para mantener a los novillos /vacas en el campo y mantener las explotaciones mixtas.

Al mismo tiempo, el mencionado proceso de agriculturalización se traduce en el desplazamiento de las áreas ganaderas hacia áreas marginales de la agricultura, con menor cantidad de precipitaciones.

El concepto de sorgo ganadero engloba a las variedades graníferas y forrajeras del cultivo y está inspirado básicamente en su gran flexibilidad para distintos usos y necesidades de alimentación, según el tipo de negocio ganadero y la categoría de hacienda.

Sobre las ventajas del sorgo ganadero, Vicente Trucillo señala que se trata de un cultivo con altos potenciales de rendimiento en buenas condiciones, que además posee una favorable adaptabilidad a condiciones agroecológicas sub-óptimas.

En tanto, desde el punto de vista económico, se trata de un cultivo de buena factibilidad financiera para todas las coyunturas.

Con el objetivo de brindar un panorama completo sobre el sorgo ganadero como alternativa para hacienda, Trucillo presentó las tres claves que los productores deben tener en cuenta a la hora de sembrar:

- La etapa de la implantación resulta de vital importancia, ya que el pequeño tamaño de la semilla implica una menor cantidad de reservas y acota al mínimo el margen de error para esta etapa inicial.

- El diseño del cultivo. Es fundamental que el arreglo espacial de las plantas les permita la máxima captación de energía y el mejor aprovechamiento de la oferta de otros componentes del ambiente, como el agua y los nutrientes.

- Fertilización: entre 20-30 días luego de la siembra y hasta 10 días antes de la floración, el cultivo toma aproximadamente el 70 % de todos los requerimientos. Por este motivo, los nutrientes deben ser provistos en etapas tempranas del cultivo. De acuerdo al análisis de suelo, aplicar fertilizantes que contengan fósforo y nitrógeno.

Como conclusión, Trucillo destaca que “las tecnologías más modernas son muy simples, de muy bajo costo y permiten explotar al máximo las ventajas comparativas del sorgo ganadero, en cualquier área geográfica de producción.

Temas en esta nota

    Cargando...