Ganaderos exigirán al Senasa que investigue la presencia de anabólicos prohibidos en sus rodeos

Al menos cuarenta productores de hacienda con destino a exportación fueron suspendidos por el Senasa al detectar casos que dieron positivo a Zeranol. Nadie se explica cómo pudo ingresar la sustancia a los establecimientos.

Por
17deDiciembrede2009a las15:49

El Senasa suspendió al menos a cuarenta productores ganaderos al detectar la presencia de anabólicos en rodeos que en su mayor parte están integrados por categorías con destino a exportación.

El anabólico en cuestión –detectado en análisis de rutina realizados por técnicos del Senasa– es el Zeranol. El uso de productos veterinarios anabolizantes en animales destinados a la producción de alimentos para el consumo humano está prohibido desde 2004 en todo el territorio nacional.

Los productores ganaderos afectados –la mayor parte se encuentra en Entre Ríos– no podrán comercializar hacienda con destino a exportación por un plazo inicial de seis meses que, eventualmente, puede extenderse luego a dos años.

Empresarios ganaderos comprendidos en la sanción –quienes prefirieron mantener su nombre en reserva– manifestaron a Infocampo.com.ar que resultaron más que sorprendidos al enterarse de que los análisis realizados a sus rodeos habían dado positivo a Zeranol, dado que ellos no aplican el anabólico desde que comenzó a regir la prohibición en 2004.

Algunos productores afectados por la medida decidieron llevar a cabo contrapruebas para verificar los resultados obtenidos por el Senasa y las mismas también dieron positivo. La pregunta del millón es entonces cómo llegó el anabólico a rodeos que vienen siendo periódicamente controlados por agentes del Senasa y cuyos propietarios saben más que bien cuáles son las normas sanitarias que deben cumplirse sin excepción para no quedar fuera del negocio.

En estos días muchos de los ganaderos afectados comenzarán a enviar cartas documento al Senasa para exigirle al organismo que realice contra pruebas de las muestras que dieron positivo a Zeranol y que además ordene una investigación para determinar cómo logró ingresar el anabólico a los rodeos cuando sus propietarios no aplicaron en el mismo dicha sustancia prohibida (especialmente sabiendo que corren riesgo de quedar excluidos del mercado de exportación).

Fuentes el Senasa explicaron a Infocampo.com.ar que la hacienda con presencia de anabólicos tampoco puede comercializarse directamente en el mercado local. En el caso de que el productor decidiera hacerlo, se debe hacer un análisis de cada una de las cabezas por faenar para descartar aquellas que den positivo (la hacienda es monitoreada en su totalidad y en cada uno de los casos).

Temas en esta nota