Los que apostaron al mercado argentino este año llegaron a triplicar lo que habían invertido

Entre los papeles líderes, el Galicia fue el que más ganó, con una suba del 182%. En el mes también hubo alzas de hasta 34% en acciones y del 18% para los títulos públicos.

31deDiciembrede2010a las10:18

Como suele ocurrir, la última rueda del año fue casi simbólica, más bien una excusa para que los inversores terminen de hacer sus balances. El Merval cerró plano, en 3.523,59 puntos (récord histórico), mientras que los bonos operaron mixtos. De todas formas, incluso en diciembre se pudieron obtener ganancias de hasta 34% con ciertos papeles argentinos y del 18% con los títulos públicos.

Pero lo importante es el balance del 2010, que fue sin dudas brillante para los activos argentinos. Se ganó ni más ni menos que hasta 220% con el cupón atado al Producto Bruto Interno (PBI) en pesos. Fue lo mejor en deuda local, que paga por las tasas chinas de crecimiento.

Aquellos que apostaron a las acciones también tuvieron su beneficio. Dentro del panel líder, el papel de Grupo Financiero Galicia trepó 182%, convirtiéndose en la de mejor performance. Con estas ultra-utilidades, los activos locales demostraron que el 2010 fue sin dudas un año para nada despreciable.

Claro que en el ranking de los activos locales que más ganaron hay papeles que cotizan en el panel general, que usualmente tienen menos liquidez y son poco representativos en las carteras de los inversores. En ese orden, por ejemplo, Grimoldi subió 331% en el año, seguido por Central Puerto (+240%) y Boldt (+224%).

Según un informe de Tavelli & Cía., “en el plano local, el año presentó un sólido desempeño bursátil, con fuerte crecimiento en los índices (Merval dentro del top 5 global, con sucesivos quiebres de récords históricos) y destacable actuación de las series de los cupones PBI”. Más allá de las subas puntuales, los sectores ganadores fueron papel y azúcar, motorizado por Celulosa, bancos con subas generalizadas tras el rally de octubre y noviembre y utilities con la explosión de los últimos 2 meses ante rumores de aumentos tarifarios y respuesta al notable atraso en la valuación bursátil del sector.

Resulta curioso que el Merval Argentina, o sea el índice que excluye los papeles internacionales como Tenaris y Petrobras Brasil, ganó más en el año que el Merval tradicional. El que apostó exclusivamente a las acciones domésticas ganó 79,4% tomando este índice, contra 51,8% del panel tradicional. La Bolsa de Comercio porteña mostró además una recuperación de 32% en términos de volumen negociado en pesos en este año, explicada por las transacciones en títulos públicos, pases y cauciones, mientras que los cheques de pago diferido alcanzaron el nivel histórico de 135 millones de pesos.

Con respecto a los bonos, acompañaron el sentimiento del mercado con fuertes subas en las series de mayor duration (vida promedio del título). “La reapertura del canje y el acercamiento al diálogo con organismos internacionales de crédito generaron un clima más ameno en el mercado local de deuda, reduciendo el riesgo país y mejorando las expectativas para nuevas colocaciones tanto a nivel soberano como corporativo”, explica Tavelli & Cía..

La mejora anual en los bonos se reflejó parcialmente en la caída de 26,35% del riesgo país, que registra el diferencial de tasa entre los títulos públicos argentinos y similares de los Estados Unidos.

El año dejó además fuerte una recuperación en el precio de los principales granos de exportación, usina de divisas para la economía argentina, según los valores del Mercado a Término de Buenos Aires (MATBA)

El precio de la soja, principal producto de exportación del país, saltó 46,1% en el año (355 dólares por tonelada), mientras que el maíz ganó 52,9% (183,5 dólares) y el trigo subió 20,3 % (162,3 dólares).

Es claro que lo estrictamente financi

Temas en esta nota

    Cargando...