La demanda de dólares no cede y el Banco Central evita sacrificar más reservas

El dólar mayorista subió ayer a $ 4,142 pese al esfuerzo oficial. Buscan desviar la demanda de la plaza de contado. Pero ayer no alcanzó y vendieron también en el spot.

Por
29deJuliode2011a las07:58

Cuando parecía que había un techo definido para el dólar, ayer el Banco Central (BCRA) convalidó una nueva suba. Esto a pesar de una poderosa intervención en el mercado de futuros –que viene ejerciendo en los últimos cuatros días– y un tanto más de ventas en el contado. En el circuito mayorista, donde operan bancos y empresas, terminó la jornada cotizando a $ 4,141 para la compra y $ 4,142 para la venta, cuatro milésimas por encima del cierre del miércoles. En bancos y casas de cambio, el billete al público se mantuvo en $ 4,13 para la compra y $ 4,17 para la venta.

En las mesas afirman que la demanda sigue sostenida tanto en las sucursales como por parte de las grandes empresas. Pero la presión sobre los precios del dólar se ve influenciada también por la cercanía de fin de mes, período en el que muchos inversores deben cerrar posiciones. Asimismo, los valores se encarecen al haber menos oferta genuina del sector de grandes compañías agroexportadoras, que están liquidando menos divisas al haber pasado la cosecha gruesa.

Ante tal escenario, es el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont el que asume el rol de vendedor. Y aunque recibe algo de ayuda de otras entidades oficiales como Banco Nación o ANSeS no alcanza a cubrir la creciente demanda. En esta línea, es que en los últimos días la entidad monetaria optó por una vieja y conocida estrategia: tentar a los inversores con contratos de dólar más baratos en los plazos más largos. Así es como el ente presiona el precio de estos contratos a la baja con agresivas posturas de ventas. Ayer, por caso, fueron por u$s 300 millones, distribuidos en los plazos medios de la curva y en la semana alcanzaron más de u$s 600 millones, según datos del mercado. Así es como bajó la tasa implícita en forma significativa a un 7,96% anual para fin de agosto. Aquellos que compraron futuros a fin del mes próximo se pueden asegurar divisas a $ 4,1705 en el mercado mayorista (contra un cierre de $ 4,142 ayer en el spot).

Al BCRA le conviene esta jugada porque evita utilizar reservas (los contratos en futuros se liquidan en pesos por diferencias de tasas), disuade a la demanda y la corre del contado alivianando la presión en el spot. No obstante ayer no le bastó y tuvo que sacrificar además cerca de u$s 60 millones en el contado. “La magnitud de la demanda genuina superó las previsiones oficiales y obligó al Central a incursionar con ventas de divisas para atender el desbalance existente en el mercado. El control de la evolución de los precios del dólar le insumió el uso de recursos genuinos y le impidió continuar con el proceso de acumulación de reservas en la última semana del mes, período que parece mostrará un resultado negativo”, explicó Gustavo Quintana, de Portfolio Personal. Entretanto, la demanda de divisas también se refleja sostenida en las cuevas. El dólar negro cotiza en $ 4,345, diecisiete centavos arriba del spot y cerca de sus mayores niveles del año. Éste es el foco que más preocupa al Gobierno y en el que no tiene alcance la mano del BCRA.

Temas en esta nota