Gobierno prepara el anuncio de salario mínimo: superará $ 2.200

Lo hará antes de las primarias. El aumento sería del 25%. Aleja posibilidad del 82% móvil para jubilados.

02deAgostode2011a las08:00

Ya en campaña hacia las primarias del 14 de agosto, el Gobierno acelerará la preparación de uno de los anuncios clave para esa fecha: el incremento del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), que sería del 25%. La decisión ya está tomada y lo anunciará Cristina de Kirchner lo más cerca posible de las elecciones primarias. La nueva cifra se ubicará por encima de los $ 2.200, y posiblemente se acerque a los $ 2.300, en un esquema gradual que terminará en enero de 2012. Actualmente llega a los 1.840 pesos mensuales, y alcanza directamente a unas 300.000 personas, en su mayoría empleados domésticos, construcción, choferes y seguridad. Indirectamente llegaría a otras 400.000 personas, a las que teóricamente también se les incrementaría el salario por tener un mínimo salarial cercano al nuevo piso. Sería el caso de los textiles, pasteleros, algunos sectores gastronómicos y comercio, entre otros.

Con esto el Gobierno cumplirá, como lo viene haciendo todos los ejercicios desde que asumió Néstor Kirchner, con el incremento pactado y negociado con la CGT. Hace dos semanas, Hugo Moyano había pedido el alza del salario mínimo llevándolo en un sólo aumento hasta los $ 2.400. En general, desde el oficialismo se intenta acercar la cifra al número pedido por el camionero. Este año, dadas las circunstancias políticas (especialmente el desplazamiento de los candidatos sindicales de las listas del Frente para la Victoria), la intención del Gobierno es acercarse lo máximo posible a la cifra reclamada por la central obrera. La idea es mantener, al menos hasta octubre, la alianza con el camionero; y para esto, la decisión de anunciar el alza resulta clave.

Aunque la decisión ya se tomó y se calculó el aumento, para darle institucionalidad a la medida se necesita que también los empresarios avalen el llamado al Consejo del Salario, la Productividad y el Empleo, que los privados integran junto con la CGT, la CTA y el Ministerio de Trabajo de Carlos Tomada.

Para esto hoy se reunirá un grupo de representantes de distintas entidades empresarias que forman el G-6, y que intentarán llegar a una propuesta algo menor que la reclamada por la CGT. En principio, el número que propondrán los empresarios superaría levemente los 2.000 pesos mensuales. El encuentro será a las 15 en la Bolsa de Comercio, y hasta allí irán Daniel Funes de Rioja, por la Unión Industrial Argentina (UIA); Norberto Peruzzotti, de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA); Abel Guerrieri, de la Sociedad Rural Argentina; Carlos Echezarreta y Pedro Echeverry, de la Cámara Argentina de Comercio; Eduardo Viñales, de la Bolsa de Comercio, y un representante de la Cámara Argentina de la Construcción. Luego, cuando el Gobierno cite al Consejo del Salario, lo que podría suceder la próxima semana, también se llamará a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y a la Confederación General Económica (CGE). También forma parte del debate, la Federación Agraria Argentina (FAA). En el listado de invitados figuran las dos CTA, la oficialista de Hugo Yasky y la opositora de Pablo Micheli. Ambos mostraron en los últimos días el milagro de acercarse para una propuesta conjunta de salario mínimo: unos 2.830 pesos mensuales desde septiembre.

Para estar beneficiado un operario debe estar en relación de dependencia y trabajar unas 8 horas diarias. No ingresarían en el beneficio los casi dos millones de personas que se desempeñan en el mercado informal y que ya perciben un sueldo menor que los 1.840 pesos mensuales. Tampoco están incluidos los monotributistas ni los autónomos.

En teoría, debe contener los tres conceptos básicos: mínimo (menor remuneración sin cargas de familia), vital (debe asegurar al trabajador las necesidades básicas como

Temas en esta nota