El Central ahora deja subir el dólar; vendió u$s 15 M

Sin prisa pero sin pausa, el dólar continúa con tendencia firme. Ayer subió otras tres milésimas en el segmento mayorista y finalizó en $ 4,151, con lo que el valor en las pizarras quedó firme en $ 4,18.

04deAgostode2011a las08:09

Aunque en el mercado cambiario se operó un bajísimo volumen (el menor del último mes y medio), este nuevo deslizamiento de la cotización fue el dato más relevante de una jornada chata, en la que tanto los bonos como los cupones PBI mantuvieron su firmeza a pesar de la alta volatilidad que se vivió en el exterior.

El Central intervino sólo al final de la rueda, vendiendo u$s 15 millones. Pero fue evidente la decisión de dejar que el dólar continúe con su recorrido alcista. Se trata de una devaluación del peso muy controlada pero que no se detiene. La especulación de que el Gobierno mantendría totalmente congelado el tipo de cambio en los meses anteriores a las elecciones quedó ya olvidada. La política consiste, en realidad, en dejar que la divisa se deslice, pero que en todo momento quede claro que el valor lo fija el ente oficial. En poco más de siete meses la suba del dólar se acerca al 4,5%, que es todo lo que había subido en 2010.

El BCRA no intervino ni en el mercado contado ni en futuros, pero las reservas cayeron fuerte porque se efectivizó la cancelación anual de Boden 2012, emitidos cuando Jorge Remes Lenicov era ministro de Economía, el mayor vencimiento del año para el Gobierno junto al pago del cupón PBI previsto para mediados de diciembre. Sí, en cambio, hubo algunas ventas de organismos oficiales, pero por montos menores. Se trató de la séptima suba consecutiva del dólar y ahora el nuevo piso para el tipo de cambio mayorista quedó por encima de $ 4,15. El total de operaciones en el Mercado Electrónico de Cambios (MEC) ascendió en la jornada a u$s 191,30 millones, mientras que en el SIOPEL se transaron u$s 169,01 millones y en el OCT u$s 76 millones.

Esta suba del tipo de cambio repercute en el mercado financiero. No es casualidad que la tasa de interés se ubique en los niveles más altos del año. La BADLAR (tasa de plazo fijo superior a un millón de pesos) ya se ubica en el 12,3% anual, cuando durante casi todo el año se mantuvo en niveles cercanos al 11%. Los bancos precisan salir a pagar más tasa para retener plazos fijos, que están creciendo a un ritmo que no supera el 1% anual. Será difícil, no obstante, detener la tendencia a la dolarización de carteras que se observa prácticamente desde marzo, sobre todo faltando menos de tres meses para las elecciones.

Los bonos en pesos no se vieron afectados por la firmeza de la divisa y recuperaron terreno, ya que venían algo rezagados. La suba promedio estuvo en torno al 0,8%. El Discount en moneda local, por ejemplo, subió el 0,8% y el Bogar 2018 lo hizo el 0,74%. Los bonos en dólares estuvieron algo más flojos, sobre todo en las series más largas. El Par perdió el 0,73% y el Discount resultó lo peor, con una merma del 2,15%. Tuvieron mejor comportamiento los bonos más cortos, con mejoras de hasta el 0,5%. En realidad ya venían firmes al ser destinatarios de la reinversión de parte del dinero que pagó el Gobierno por el vencimiento del Boden 2012.

El cupón PBI, para no perder la costumbre, operó estable. La serie en pesos ganó el 0,49% y la de dólares el 0,37%. Los inversores se entusiasman con el pago previsto para fin de año, pero también con la certeza de que habrá uno aún más alto el año próximo si se mantiene la proyección de un crecimiento del Producto por encima del 6% para este año.

Las acciones cayeron por segundo día consecutivo, pero se recuperaron de un arranque muy flojo. Al final, el índice Merval cerró con un rojo del 0,23%, a 3.308,75 puntos. Se trató de una jornada de mucha selectividad. Las mayores pérdidas estuvieron por el lado de YPF (-3%), Francés (-2,16%), Tenaris (-1,74%) y Telecom (-1,14%). Entre las

Temas en esta nota