El oro toca nuevo récord ante la crisis y la demanda crece en Argentina

El miedo ante la crisis financiera mundial genera que muchos inversores locales se vuelquen al metal para protegerse, según operadores.

Por
10deAgostode2011a las16:19

Cuando las crisis llegan los pequeños inversores corren a poner sus ahorros a resguardo. A nivel local, el dólar suele ser el elegido por los argentinos, que sin embargo en esta ocasión se encuentran con que la crisis misma afecta al propio emisor de esta moneda, los Estados Unidos.
 
Por eso, los pequeños inversores locales se están volcando cada vez a refugiarse en el oro, lo que genera una inusual demanda por el metal.
 
Los precios del oro subían hoy hasta 3%, con los futuros en Estados Unidos superando brevemente los u$s 1.800 la onza por primera vez, debido a dudas por la deuda de Francia, que sacudían a los mercados.
 
En Buenos Aires, la demanda crece también en el mercado marginal pese a que los precios son muy superiores a los de la plaza oficial debido a la falta del metal físico.
 
“Se nota una mayor predisposición por parte de pequeños y medianos inversores a diversificar sus ahorros, y han optado por este metal cuyo rendimiento a mediano y largo plazo parece perfilarse como la mejor opción en este momento de incertidumbre internacional”, dijo un reporte de la firma Puente difundido por Reuters.
 
“Continúan muy demandadas las monedas y barras de oro físico”, agregó.
 
Las monedas de oro son el principal atractivo para pequeños inversores en el metal. Los argentinos históricamente resguardaron sus ahorros adquiriendo dólares, que suelen depositar en cajas de seguridad bancarias o incluso en sus domicilios, una práctica conocida popularmente como ‘el colchón bank‘.
 
Deutsche Bank dijo el miércoles en un reporte a sus clientes que mantendrá su valor estimado del oro para el 2012 de u$s 2.000 la onza, con una tendencia hacia precios aún más altos.
 
El banco indicó que ve al metal como el principal beneficiario de las tasas de interés bajas en Estados Unidos y un dólar débil.
 
“Teniendo presente que estamos en máximos, nuestra recomendación de mantener oro en las carteras de inversión sigue vigente, dada la creciente volatilidad que muestra el contexto”, dijo la consultora Portfolio Personal.
 
“El oro correlaciona negativamente con la gran mayoría de los activos de riesgo, por lo que opera como un seguro frente a coyunturas negativas. El clima de fuerte incertidumbre que viven los mercados a nivel global, más allá que existan o no rebotes puntuales, puede seguir presionando al alza al precio del oro”, concluyó Portfolio.

Temas en esta nota