Pensar la sustentabilidad como un cambio constante

Nidera organizó dos jornadas para capacitara sus fuerzas de venta en manejo seguro y sustentabilidad. Trabajar con lamente puesta en lo que vendrá en diez años fue una de las consignas lanzadas.Para el cuidado del suelo la clave es no guiarse por recetas dadas.

11deAgostode2011a las15:24

La producción agrícola argentina está anteel desafío de producir más, pero en la misma superficie. De allí que aumentarlos rindes no sea la única prioridad. Las empresas del sector se ven ante lanecesidad de llevar a cabo políticas concretas que fomenten la sustentabilidad.Los días 12 y 13 de julio, y 2 y 3 de agosto, en Necochea y Rosariorespectivamente, Nidera realizó jornadas de capacitación en manejo seguro y sustentabilidad,en las que participaron más de 90 personas, entre fuerzas de venta de la divisiónNutrientes y Protección de Cultivos, y técnicos de la división Semillas y delas Unidades de Servicio Extendido de Nidera (USEN).

Ernesto Costa, comunicador ycapacitador en marketing, con su charla “Sustentabilidad: un cambio constante”,definió el espíritu de las jornadas: el objetivo de quienes trabajan en el agrodebe ser proyectar, en el mediano y largo plazo, aquellos temas que parecenlejanos, pero que en poco tiempo serán de gran importancia. Entre ellos, lasbuenas prácticas en manejo seguro de agroquímicos, la correcta aplicación deproductos, temas de los que se viene hablando hace tiempo y que hoy sonfundamentales. Pero también resaltó la importancia de estar atentos a lasrestricciones que pueden darse en los mercados, vinculadas a la producción, quepodrán tener efectos directos en la comercialización. “Debemos trabajar con lasherramientas que tenemos hoy, pero pensando en lo que se vendrá en diez años”,aseguró.

Desde su óptica, los distribuidores sonun factor clave. “Quizá deban ser los pioneros en comenzar a liderar eimplementar cambios en sus localidades y transformarse, poco a poco, enreferentes zonales”, lanzó.

 
Más allá de la receta

Alguno de los temas para la discusiónteórico-práctica sobre suelos fueron elegidos mediante una encuesta previaentre los técnicos de las USEN, quienes propusieron: la ubicación delfertilizante, la indisponibilidad del fosfato, Azugran y su interpretación deuso como corrector y nutriente, el perfil mineral de los nuevos materiales demaíz, concentrados en nitrógeno, fósforo y potasio.

Marcelo Palese, capacitador a cargo de lacharla sobre suelos, aseguró que “no debemos utilizar recetas; hay que mirar quétenemos debajo de nuestros pies, no sólo el nitrógeno y fósforo, sino tambiénla textura, la acidez, la humedad, otros nutrientes y hacer pensar al productorqué reacción tendrá la mezcla de fertilizante que le estamos recomendando”.

Palese también se refirió al uso demicronutrientes en mezclas, así como a la importancia de estos comopotenciadores de la respuesta al nitrógeno y el fósforo en el suelo.

En la instancia práctica, lostécnicos y distribuidores se dividieron en grupos para trabajar sobre unanálisis de suelo dado. Se hizo una puesta en común de la interpretación quehabía realizado cada grupo acerca de qué recomendación darían y qué parámetrosson importantes para un correcto diagnóstico.

Visita a las Terminales

Al segundo día de cada jornada, losgrupos recorrieron las terminales de fertilizantes de la empresa en PuertoQuequén y la que se está construyendo en Puerto General San Martín. La idea fueconocer en qué consiste la operatoria desde que el fertilizante llega al puertohasta que es despachado, sea granel o embolsado, así como los mecanismos deseguridad que se llevan a cabo a la hora del traslado de los productos.

En el caso de la visita a la Terminal de Fertilizantesde Necochea, Sebastián Carbajo, representante de Nidera, fue quien guió algrupo. Junto a él, se analizó el mecanismo de descarga de los fertilizantes en

Temas en esta nota