Evalúan estrategias para intentar blindar la región ante la crisis

Los ministros de Economía y los presidentes de los bancos centrales de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) acordarán hoy la puesta en marcha de un sistema de consultas y coordinación de políticas más ágil y que esté "en condiciones de acordar acciones concretas" frente al clima de extrema volatilidad que se vive en los mercados internacionales.

12deAgostode2011a las08:01

Además, recomendarán a sus respectivos gobiernos que se analice la posibilidad de generar instrumentos que le permitan a la región atravesar este contexto con el menor costo posible. Entre ellos, la posible creación de un fondo de rescate similar al que instrumentó la Unión Europea (UE) para asistir a los países de esa región en problemas o bajo ataques especulativos, según pudo establecer LA NACION de fuentes oficiales.

La resolución, de carácter preventivo, corrobora que en los países de la región se sigue con natural preocupación el devenir de la economía mundial y los costos que su desaceleración puede significar, en un contexto de mercados financieros sumamente enrarecido.

Pero contrasta con la actitud de relativo desdén hacia la crisis que mostraron en los últimos días la presidenta Cristina Kirchner, en el acto de cierre de campaña para las elecciones del domingo, y su ministro de Economía. Amado Boudou , que insistió ayer, en el marco de su visita a las plantas de Fiat y Renault, en Córdoba, en que "la Argentina está en muy buena posición para hacerle frente" a la crisis.

Las definiciones se adoptarán hoy en el encuentro que se desarrollará en el hotel Alvear, el que comenzará con la constitución formal del Consejo de Economía y Finanzas de la Unasur.

Este organismo hasta ahora contaba con otros 7 consejos (de desarrollo social y de defensa, entre otros), pero adolecía de un área para coordinar políticas económicas, más allá de contar con un Grupo de Trabajo para la Integración Financiera (GTIF), que fue precisamente el que trabajó hasta anoche en el hotel Four Seasons para definir las bases del documento por discutirse hoy.

La conformación se apuró la semana pasada en Lima (Perú), tras una exhortación que el presidente de Colombia, José Manuel Santos, lanzó para que en el marco de la Unasur se analice el posible impacto que un nuevo capítulo de la crisis mundial tendría en la región y se debatan estrategias para hacerle frente en conjunto.

Temor al contagio
"Todos los países de la región vamos a adoptar medidas en conjunto", dijo ayer Boudou, en relación con lo que estará en discusión hoy. "Vamos a conversar sobre la crisis, las consecuencias en los países de América latina y las medidas que podemos tomar para fortalecernos e impedir que seamos contagiados", coincidió ayer desde Brasilia el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, que se reunió anoche en una cena en Puerto Madero con el ministro Boudou.

El fondo de rescate, al que se le buscaría un nombre menos sugerente, apunta a crear una arquitectura financiera regional para hacer frente a la inestabilidad de los mercados internacionales. Y se conformaría con el aporte proporcional de una parte del total de US$ 570.000 millones de reservas que acumulan los doce integrantes de la Unasur: la Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Ayer, de hecho, se analizó la posibilidad de constituirlo sobre la base del Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), que hoy agrupa a Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela y que maneja sólo US$ 900 millones, aunque no hubo definiciones.

También los miembros del GTIF avanzaron en la creación de una comisión interbloque que tendrá como tarea detectar la existencia de medidas y trabas paraarancelarias a nivel intrarregional (punto sensible entre los miembros del Mercosur), para hacer frente a una probable caí

Temas en esta nota