¿Se sentirá el impacto de la crisis en el país?

Luego de que la Presidenta y el ministro de Economía minimizaron la incertidumbre mundial de los mercados en la Argentina, economistas confiaron que el canal de impactó vendrá por la vía comercial.

Por
12deAgostode2011a las08:10

En contraste con la situación de derrumbe financiero de las principales potencias del mundo, el ministro de Economía Amado Boudou trató esta semana de transmitir un mensaje de tranquilidad y afirmó que la crisis económica internacional no tendrá impacto en la Argentina .

Según Boudou, en el mundo se registra una "crisis de deuda" de la que el país estaría a salvo por la política de desendeudamiento.

Para Nicolás Bridger, analista de la consultora Prefinex, "sería ridículo pensar que la Argentina no se va a ver afectada, cuando está inmersa en un mundo globalizado".

"Hay mucha incertidumbre respecto del alcance que pueda tener la crisis y es difícil pronosticar a ciencia cierta. Hay que ver si se trata de una tormenta pasajera o de la punta de un iceberg. El impacto a nivel local sería leve, pero no se debería minimizar este tipo de crisis", señaló a LA NACION .

Según Bridger, el bajo endeudamiento público hace que el impacto sea menor de lo que hubiera sido en la década del 90, donde había mayor dependencia de los flujos de capitales. Aunque la "Argentina podría verse afectada en la vía comercial".

"Esta crisis en los mercados financieros está reflejando que las economías de Estados Unidos y Europa van a crecer menos o puede que caigan, lo que implicaría que haya una menor demanda de commodities y productos manufacturados", afirmó.

Por otro lado, Ricardo Delgado, director de la consultora Analytica, no cree que el impacto negativo que pueda registrarse en el mercado local resulte catastrófico.

"Todo depende de cuánto dure la crisis y cuán profunda sea, pero el canal de impacto podría venir por el lado comercial", consideró.

La Argentina, según Delgado, tiene hoy más herramientas que hace algunos años para enfrentar la situación internacional. "Estamos mejor parados que muchos, estamos fuera de los mercados de deuda y no tenemos necesidades imperiosas de ingresar en ellos. El país tiene capacidad de usar el gasto público y el mercado de cambios para evitar que los impactos sean fuertes a nivel local", dijo a LA NACION .

Para saber cómo podría verse afectado el país, Delgado señala que es necesario tener en cuenta qué sucederá con Chica, dado que su presencia en los mercados de commodities determinará el valor del precio y la demanda, y con Brasil, que podría desacelerar significativamente.

Mariano Lamothe, economista y jefe de la consultora Abeceb, coincide: "Es muy pronto para ver cómo afecta esta crisis al país, dado que aún no se sabe si se trata de una recesión o una desaceleración. No obstante, para analizar cómo nos podría impactar, hay que prestar atención al precio de las commodities, al cambio, a las tasas y a la situación de China y Brasil".

"China ha aplicado una política expansiva, por lo que no creemos que vaya a tener una profunda desaceleración, pero sí algunos ajustes, ya que tiene una alta inflación", sostuvo.

Por otra parte, la capacidad de venta al mercado brasileño podría ser más baja en los próximos tiempos, debida a su mayor integración a nivel mundial.

Algunos sectores que podrían resultar particularmente afectados, según Lamothe, son aquellos que responden a demandas de países desarrollados, como el siderúrgico, el automotriz y las economías regionales de alimentos premium.

Informe de Daniela Pérez González .

Temas en esta nota