El empate técnico entre Duhalde y Alfonsín genera más incertidumbre

Con apenas 12% cada uno, los candidatos disputan voto por voto el segundo lugar, seguidos por Binner.

Por
15deAgostode2011a las08:01

Ya con la abrumadora victoria de Cristina Kirchner reflejada en el escrutinio, las miradas pasaron a centrarse en quién será el candidato que obtenga el segundo lugar, un puesto que pelean voto a voto el candidato de la Unión para el Desarrollo Social (Udeso), Ricardo Alfonsín, y el líder del Frente Popular (FP), Eduardo Duhalde.

Hasta el momento, con el 96,69% de las mesas escrutadas, el empate técnico entre ambos otorga una nueva cuota de incertidumbre. El candidato de la Udeso acumula 12,17%, mientras que el representante del FP suma 12,16%, lo que representa en cifras menos de 4000 votos de diferencia.

La ínfima ventaja entre uno y otro, seguramente complicará el diálogo y las negociaciones de cara a las elecciones presidenciales del 23 de octubre. Pero sin duda alguna, los resultados obtenidos obligan a buscar aliados entre los opositores.

Mucho se habló de que habría que esperar las elecciones primarias para conocer al principal lider de la oposición que se desprendiera de los votos del electorado, pero lo cierto es que la realidad del escrutinio le dio un cachetazo a todos los representantes de la vereda opuesta al oficialismo y ahora deberán bregar para ver de qué forma logran darle batalla a Cristina Kirchner en la carrera presidencial.

En el duhaldismo ya hablaban anoche de repensar toda la estrategia para, al menos y como lo expresó el ex presidente en su discurso de anoche, "darle un susto a Cristina en octubre". "El martes quiero a todos trabajando para llegar al ballotage", expresó Eduardo Duhalde en su primera aparición tras conocerse los resultados.

"Fue una mala elección para la oposición, pero hay muchas batallas para dar todavía", se resignaba el bonaerense Eduardo Amadeo pasadas las 23, cuando los números no daban margen para ningún festejo.

Entre las opciones que comenzaron a barajarse figura la de comenzar a dialogar con otros referentes de la oposición para impedir, al menos, que un eventual nuevo gobierno kirchnerista tenga también una abrumadora mayoría en el Congreso.

Por su parte, Ricardo Alfonsín aseguró anoche que podrá ganar las elecciones generales en una eventual segunda vuelta electoral. "La carrera empieza mañana. Esta era una elección preliminar, un ensayo general para definir las grillas de partida. ¡Estamos en la grilla de partida!", exclamó ante un exaltado grupo de militantes radicales.

"La bandera negra se baja el 23 de octubre. Vamos a seguir trabajando por nuestras ideas. Vamos a hacer todas las correcciones y ajustes necesarios con el propósito de ir aclarando y caracterizando bien qué es lo que está en juego en la Argentina este 23 de octubre", agregó el candidato de la Udeso.

En el entorno de Alfonsín descreen de que, en el tránsito a octubre, pueda haber acuerdos electorales con los candidatos de otras fuerzas. "Por la corta diferencia con Duhalde y Hermes Binner (Frente Amplio), todos se sentirán con derecho a competir", se lamentaban. Por esa razón, toda la energía estará puesta en rediseñar la campaña electoral para captar a los votantes que en las primarias optaron por otras fuerzas..

Temas en esta nota