Ambiente y manejo, la fórmula para rendir al máximo

Don Mario presentó en Chacabuco las claves para aumentar los potenciales de rendimiento en el cultivo de soja durante la próxima campaña.

15deAgostode2011a las11:36

Con la asistencia de más de 2000 productores y asesores técnicos, el semillero Don Mario celebró en Chacabuco, provincia de Buenos Aires, su 14° Jornada de Actualización Técnica de Soja, orientada a brindar una actualización sobre las principales estrategias de manejo para lograr los máximos rendimientos en la próxima campaña.

Al comienzo de la jornada, Obdulio San Martín, director Comercial de Don Mario, anticipó que en el norte del país están dadas las condiciones para avanzar con la investigación y el desarrollo de variedades de los grupo 7 y 8 con la tecnología BTRR2Y (con mayor rendimiento y resistencia a insectos), de Monsanto, luego que los productores responsables del 80% del área de siembra firmaran una carta de consentimiento por el pago del evento. 

La intención es continuar logrando acuerdos hacia el sur del país, para ganar competitividad en una carrera por el lanzamiento de nuevos eventos biotecnológicos que actualmente están liderando en la región países como Brasil, Uruguay y Paraguay, mientras se espera que en la Argentina exista un marco legal adecuado para el reconocimiento a la propiedad intelectual en el negocio de semillas.

Ante la proximidad del inicio de la campaña de gruesa, Federico Rizzo, gerente de Desarrollo de Don Mario, recordó que, “en la zona núcleo, las variaciones en el potencial de rendimiento de un cultivo de soja esté determinado en un 60% por el ambiente y en el 40% restante por el manejo”. 

“Dentro de los ambientes de alto potencial, la fecha de siembra es la práctica de mayor impacto, independientemente del genotipo y el arreglo espacial, pues explica más del 50% de las variaciones de rinde. Por otra parte, la elección del genotipo explica, también por sí solo, el 35% de las variaciones de rinde. Mientras que en ambientes de productividad media, la elección de la mejor combinación entre la fecha de siembra y genotipo explica más del 70% de las variaciones”, detalló.

Además, mostró los resultados de los donde se evaluaron el efecto de diferentes calidades de semilla en el cultivo de soja, para concluir que las mejores calidades de semilla (por su poder germinativo, vigor y tratamiento), reducen el riesgo en planteos de alta tecnología, donde se siembran fechas tempranas, genotipos de alto potencial de rinde y bajas densidades. 

La disertación incluyó la presentación de Qmax, un novedoso sistema de tratamiento de semillas que se ofrece en dos versiones. Qmax ofrece los estándares de calidad conocidos más un tratamiento de inoculante y fungicidas, en colaboración con Nitragin. En tanto que Qmax Plus se destaca con valores de calidad intrínseca superiores al promedio de las semillas comerciales (más de 95% de poder germinativo y 85% de vigor) e incorpora un tratamiento integral con Plenus, de Syngenta.

Una jornada con reconocimientos

La jornada de soja de Don Mario tuvo un espacio muy emotivo para homenajear al Ing. Agr. Héctor Baigorri, quien falleció este año y es recordado como uno de los máximos referentes que tuvo el cultivo de soja en la Argentina. Tanto desde el INTA y como desde el sector privado, promovió el desarrollo del principal cultivo del país, y motivó un gran reconocimiento de parte de sus colegas, destacaron Obdulio San Martín y Fernando Andrade durante el encuentro y ante la presencia de su familia.

http://www.fyo.com/img/contenidos

Temas en esta nota