Windy, el proveedor de Lácteos para Todos

La fábrica de Santiago Temple es, por ahora, la única Pyme que participa del plan en Córdoba.

Por
17deAgostode2011a las06:54

Al final, el desembarco del programa Lácteos para Todos en Córdoba tendrá, por ahora, sólo un proveedor que ni siquiera tiene contrato firmado.

Así lo reconoció Lucio Bonaldi, de Templac SA, la firma que explota la marca Windy, quien confirmó que fue contactado por Ider Peretti, el presidente del Consejo Argentino de Productores (CAP), la entidad impulsada por Guillermo Moreno que ejecuta el plan oficial.

El empresario admitió que tiene “la necesidad de sacar productos”, ya que cuenta con mercadería sobrante que no ha podido colocar en el mercado interno. “Se presentó esta oportunidad y yo quise dar una mano, porque tenemos mucho stock”, ratificó.

El camión, que desde mañana comenzará a girar por barrios de la capital provincial, no es del Gobierno, sino que pertenece a Bonaldi, quien se encargó de completarlo con heladeras de mostrador, toldos, balanzas y caja registradora. También los cuatro empleados corren por su cuenta.

La inversión rondó entre 22 mil y 25 mil pesos, y Bonaldi aseguró que toda la plata salió de su bolsillo. “Lo que hemos puesto, se venda o no, es a riesgo”, aseveró. Además, aclaró que la Nación no le compra los productos, por lo que la recaudación que se genere a diario quedará para la Pyme.

Sin experiencia en este tipo de planes, Bonaldi estima que el camión saldrá todos los días con una carga de entre 3.000 y 5.000 kilos de productos de su fábrica, ubicada en la localidad de Santiago Temple, a 75 kilómetros de Córdoba capital.

En realidad, su cálculo original era tener entre 10 mil y 12 mil kilos, aunque prefiere ser prudente y ver cómo evoluciona la demanda. Incluso, aseguró que su participación será casi a prueba y error. “Vamos a trabajar 15 días y evaluaremos los resultados”, sostuvo.

Ello pese a que la intención de los promotores del programa es que el camión permanezca, por lo menos, hasta fin de año. Es más, en los planes sigue en pie la idea de poner en marcha otro camión para que recorra el interior provincial y mantener la unidad de la Capital.

Precios y costos. La principal característica del plan es el precio de los productos. Para Bonaldi, el volumen no alcanza para compensar algunos valores, simplemente porque, en su caso, están bajo la línea de flotación que marca el costo de producción.

“El precio de la leche fluida, por caso, está 40 por ciento por debajo de nuestros costos”, señaló. El empresario negó que el Gobierno nacional subsidie la diferencia y confió en equilibrar la balanza en el mix final que se ofertará.

“Nunca hablamos (con el Gobierno) de cómo cubrir esa diferencia. Veremos cómo evoluciona. Quizá debería haber un aporte oficial, pero por lo pronto, no está planteado”, agregó.

En Córdoba, los productos se venderían en bolsones de 25 y 40 pesos cada uno, aunque hasta anoche se esperaba la autorización oficial para trabajar con ese mecanismo.

Lanzado en la segunda semana de julio, el debut de Lácteos para Todos en el interior del país tendrá a Córdoba como la primera estación. El titular del CAP, Ider Peretti, confirmó que arranca mañana y sostuvo que se atrasó la implementación para evitar suspicacias por las elecciones primarias.

Sólo a manera de referencia, mientras el programa oficial tendrá un camión, las principales usinas lácteas usan entre 600 y 800 unidades para distribuir sus productos.

Temas en esta nota