Se duplica la demanda minorista de dólares

En las mesas calculan que el público se lleva u$s 75 millones diarios. A principios de año eran unos u$s 40 millones. El Central deja que la divisa se acomode cada vez un poco más arriba.

Por
19deAgostode2011a las07:36

La venta de dólares en las sucursales se incrementó casi al doble desde principios de año. Si bien resulta difícil dar con datos oficiales, en el mercado aseguran que hoy se vende al público una cifra cercana a los u$s 75 millones diarios en el sistema, contra unos u$s 40 millones que se vendían en los primeros meses del año.

A pesar del ascenso, el monto es moderado. En épocas más duras, los niveles llegaron a estar en u$s 120 millones. “La demanda minorista de billetes viene sostenida desde principios de año, pero claramente se aceleró en los últimos dos meses por el efecto cobertura previo a las elecciones presidenciales. Mientras que a comienzos de año, en el sistema se vendían entre u$s 35 y u$s 40 millones, hoy en las sucursales de todo el sistema se calculan unos u$s 75 millones”, explicaban desde una mesa de un banco extranjero de primera línea, que tiene un alto porcentaje del share de comercialización de dólares.

En otra entidad de capitales externos comentaron que “nosotros venimos con un nivel de venta sostenido en el año. Estamos vendiendo cerca de u$s 3 millones por día, pero el marcador registra que lo vendido durante el 2011 es ya un 30% superior a todo lo que vendimos durante el 2010. No obstante, estamos un 10% todavía abajo de todo lo vendido durante 2009”.

Los números son consistentes con la tendencia que viene mostrando la fuga de capitales –entendida como la formación de activos externos del sector privado–, que a partir del segundo trimestre del año apretó el acelerador.

Durante el primer trimestre, la salida de fondos (en criollo, la dolarización de portafolios) era de u$s 500 millones al mes. Hoy esa fuga supera los u$s 2.000 millones mensuales y se encamina a engrosarse a medida que se acerquen los comicios de octubre.

Con todo, en los bancos hablan de una “situación controlada”. “La demanda del público visiblemente creció. Pero lo que mueve la aguja son en realidad las compras de los grandes players, como corporaciones y entidades financieras. Y en este segmento el Banco Central domina el escenario por completo ”, aclararon en otra mesa.

El consenso es que el organismo que dirige Mercedes Marcó del Pont se ganó el respeto de los inversores con la estrategia de “flotación administrada” que viene llevando a cabo hace ya algunos años.

“El mercado no se olvida de las épocas en que el Central dio ‘lecciones’ a aquellos que compraban dólares especulando con un precio más alto”, recordó un operador.
Nadie en la city subestima el poder de fuego oficial. “Si es necesario que el Central salga a vender de forma agresiva por una demanda ‘descontrolada’ como lo ha hecho en otras oportunidades, todos sabemos que lo hará y nadie quiere salir perdiendo”.

Por lo pronto, de manera lenta pero paulatina, el BCRA desliza el valor de la divisa hacia arriba. La jugada quedó en evidencia en la jornada de ayer, cuando sin intervenir en el mercado, convalidó una suba de seis milésimas de peso para el tipo de cambio mayorista, que ya sube más de un centavo en las últimas dos ruedas. La divisa finalizó en $ 4,172 para la compra y $ 4,174 para la venta. Entretanto, en las pantallas de bancos y casas de cambio, el billete al público se mantuvo estable en $ 4,15 para la compra y $ 4,19 para la venta.

Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota