Ni el campo votó este modelo… ni elpaís cambió después del 14 de Agosto.

Desde los (impactantes) resultados de la elección Primaria llevada a cabo el 14 de Agosto, en las que nuestro pueblo, en un ejemplo de civilidad se expresó democráticamente, se nos ha venido bombardeando por todos los medios con algunas afirmaciones que pecan de malintencionadas, antes que de erróneas.

25deAgostode2011a las11:27

Se ha intentado, de cualquier manera, convencer a la población en general, que la candidatura de la Presidente Cristina Fernández es apoyada no solo por una amplia fracción de lasociedad, sino que también cuenta con el consenso de todos los sectores.

Entonces… qué mejor que“malinterpretar” que el campo votó a este gobierno? Con ello, sebusca ocultar no sólo el largo enfrentamiento que sigue vigente entre losproductores y el gobierno nacional, sino profundizar la idea largamentepreconizada de que a toda la sociedad argentina le va “tan bien”…que sería ridículo no apoyar la reelección de nuestra primera dama…

Desde la Rural de Jesús María,nos parece importante aclarar un par de puntos, a este respecto:

No creemos que los productores agropecuarios hayan votado a Cristina Fernández. La gente de campo reúne menos del 1% del padrón electoral, de manera que es más fácil presuponer que esos votos se desparramaron entre losopositores, a que realmente hayan sumado a la victoria K. Elcampo nunca tuvo un caudal de votos importante, como sector, y eso fue siempresu peor debilidad… Si en el 2009 inclinamos la balanza contra elgobierno, fue porque las comunidades todas nos brindaron su comprensión y suapoyo. La diferencia, en esta elección, fue, precisamente, que en esascomunidades primaron otros conceptos, evidentemente.

-         El incesantebombardeo publicitario gubernamental, que en los últimos 2 años multiplicó por10 los montos dedicados a publicidad oficial, tendiente a convencer a lapoblación de las bondades de este modelo…

-         La sensación deprosperidad económica, con los fondos que insufla el mismo sectoragroalimentario, que sigue aportando más del 50% de las divisas que ingresan anuestro país, gracias a los altos precios internacionales de nuestrosproductos, y a los fondos del ANSES, generosamente volcados a movilizar nuestraeconomía, pero que nunca serán recuperados para aquello que fueron generados:que nuestros jubilados tengan la vejez digna que se merecen.

-         La notable faltade una alternativa confiable entre los candidatos de la oposición, que nosupieron conformar una opción creíble, en forma individual ni colectiva,disputándose el lugar de “segundo” para un soñado ballotage, queninguno podrá disfrutar por esa misma incapacidad.

Para el sectoragropecuario… el país no cambió, pese al aluvión de votos que obtuvo laactual presidente. Porqué decimos esto? Porque no vemos cambios alentadores, enninguno de los puntos críticos que nos han llevado a la situación en la que nosencontramos…

-         Seguimos sintener políticas agropecuarias consistentes, que nos otorguen previsibilidad yhorizontes que favorezcan la inversión y el desarrollo de tecnologías,mercados, etc.

-         Nuestro ComercioExterior continúa, paradójicamente,  en manos de nuestro secretario deComercio Interior, el indescriptible Guillermo Moreno, que con sus métodoscuasi mafiosos y absolutamente arbitrarios nos ha hecho perder innumerablesmercados  tanto en granos como en carnes, y que con la cuotificación delos ROES ha logrado que muchísimos productores dejen de sembrar trigo y maíz,de difícil comercialización, complicando las rotaciones, la sustentabilidad yprofundizando el proceso de sojización que tanto critica (y tanto explota)nuestro gobierno nac

Temas en esta nota