Grecia: dos de los mayores bancos se fusionan para sobrevivir a la crisis de deuda

Eurobank y Alpha Bank anunciarán hoy la operación. La segunda y tercera mayor entidad financiera del país buscan sobrellevar la crisis y ampliar capital por u$s 2.500 millones.

Por
29deAgostode2011a las06:23

El segundo y tercer mayor banco de Grecia, Eurobank y Alpha Bank, informaron haber iniciado su proceso de fusión, en su intención por enfrentar la recesión y crisis de deuda que azota al país heleno. Ambas entidades confirmaron que realizarán un intercambio de acciones y buscarán un aumento de capital de 1.750 millones de euros (u$s 2.500 millones) en un acuerdo que anunciarán hoy.

Si la operación es aprobada por los accionistas ayudará a las entidades a sobrellevar una crisis en que el sector bancario ha resultado debilitado por la rebaja de calificación, salidas de depósitos y el aumento de problemas de préstamo. “Los dos bancos se fusionarán mediante intercambio de acciones y luego le seguirá una emisión de derechos. El tema de los derechos será en efectivo”, confió ayer a la agencia Reuters un ejecutivo de Eurobank.

La noticia se dio a conocer el sábado, a través de fuentes bancarias que prefirieron el anonimato y que anticiparon que los directorios de los dos bancos firmarán los términos de la fusión hoy. Al mismo tiempo revelaron que la Autoridad de Inversión de Qatar se volvería un importante accionista mediante emisión de derechos. La emisión de derechos totalizará 1.250 millones de euros y llega con un bono convertible por 500 millones de euros.

El Gobierno y el titula del banco central, George Provopoulos, han alentado por largo tiempo a las entidades del país, que son excluidas del acceso al mercado interbancario y dependen de los fondos del Banco Central Europeo (BCE), que se fusionen para enfrentar mejor la peor recesión del país en cuatro décadas. Los bancos griegos son los mayores tenedores privados de la deuda del país de más de 300.000 millones de euros, con una cartera combinada de bonos del Gobierno de alrededor de 40.000 millones de euros.
Entretanto, Grecia advirtió que no llevará a cabo un canje de deuda crucial para su segundo rescate financiero si participa menos del 90% de los tenedores de bonos del sector privado. El anuncio llega en momentos en que el plan de canje de deuda enfrenta retrasos, con sólo entre un 60% y un 70% de los tenedores de bonos interesados hasta el momento.

La cifra recuerda los niveles de aceptación del proceso de canje de la deuda argentina, aunque en este caso el gobierno griego parece haberse vuelto más ambicioso y pretender abarcar prácticamente todo el universo de tenedores de la deuda. Esto evitaría futuras operaciones para incorporar al canje a los tenedores que quedaron fuera del canje o holdouts.

Grecia y el grupo bancario IIF, que coordinan en conjunto las negociaciones para el canje de deuda, hasta el momento habían presentado la tasa de participación de un 90% como un simple objetivo y no como una condición. “La condición se aplica a los tenedores de bonos griegos que expiran para el 2014 o el 2020”, dijo el gobierno griego en una carta enviada a ministros de Finanzas de varios países, según un comunicado publicado en la Bolsa de Atenas.

Las dudas en torno al canje de deuda tienen lugar mientras el Banco Central de Grecia ha activado un fondo de emergencia para la banca griega, que está teniendo crecientes dificultades para obtener del BCE la liquidez necesaria, según fuentes bancarias y gubernamentales.

Temas en esta nota