Rascando la olla, el Gobierno puede pasar otro año sin emitir deuda en el exterior

Los vencimientos en dólares para 2012 son del 2% del PBI. En el Gobierno dicen que no es urgente salir a financiarse. Advierten que se forzaría a las reservas del BCRA.

Por
31deAgostode2011a las08:01

A pesar de ser más abultado que el de 2011, el panorama financiero luce despejado para el año próximo. Con vencimientos en dólares de no más del 2% del PBI, y casi la mitad de la deuda pública en manos de organismos estatales, el Gobierno goza de margen de maniobra para pasar un año más sin necesidad de salir a emitir deuda, a la espera de condiciones favorables.

El año que viene la Argentina afrontará vencimientos por u$s 14.000 millones, de los cuales casi u$s 8.000 millones están nominados en dólares. Pero casi la mitad de la deuda pública está en manos de organismos estatales, por lo que el Gobierno podrá afrontar buena parte de esos compromisos recurriendo al “roll over”, es decir, reemplazando deuda con más deuda. El resto, el 46% de los vencimientos de capital y el 53% de los vencimientos de intereses están en manos de privados, por lo que su pago no podrá ser prorrogado.
En caso de que el Gobierno no pueda o no quiera salir a financiarse a los mercados internacionales, la estrategia de usar reservas del Banco Central podrá ser extendida un año más, pero no sin dificultades.

“Significaría forzar los recursos al máximo, pero es posible”, señaló Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein & Asociados. “Cuando se discutió el Fondo del Bicentenario en 2010, la verdad es que el BCRA usó más de u$s 7.000 millones y terminó el año con más reservas. Este año usó u$s 9.500 millones y terminó abajo. Si la estrategia continúa el año que viene, deberá ser acompañada con algún superávit en el gasto público y la ayuda de algún otro organismo estatal”, añadió.

“Usar reservas por un año más no generaría un deterioro macroeconómico, pero lo más probable es que el Gobierno apueste a recuperar esos dólares a través de los flujos comercial y financiero”, señaló Nadín Argañaraz, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal.

“Pero hay otras variables en juego que debieran estar en línea con esta estrategia, como reducir la fuga de capitales, sino se generaría un deterioro del balance del BCRA”, añadió.
Ante las turbulencias que sufren los mercados a nivel mundial, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, sugirió que el Gobierno no necesita emitir deuda para afrontar sus compromisos del año próximo.

“Los vencimientos de deuda para el año que viene son manejables”, señaló durante una conferencia en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de La Plata, semanas atrás.

Lorenzino trabaja en estos días en el programa financiero 2012, que se presentará junto con el proyecto de presupuesto el próximo 15 de septiembre. En la Secretaría, no ocultan que su voluntad es volver a financiarse en los mercados, previo acuerdo con el Club de París. Pero la estructura de la deuda y la magnitud de los vencimientos del año próximo no lo hacen urgente.

“Hemos demostrado más de una vez que podemos afrontar los pagos con distintas estrategias”, comentó Lorenzino.

Por Matías Barbería.

Temas en esta nota