Tiembla Europa La crisis de confianza le costó a las bolsas caídas de 5%

El temor de los mercados a una nueva recesión, los problemas de deuda de la eurozona y los malos datos del mercado laboral estadounidense se conjugaron ayer para que las bolsas europeas vivieran una de las peores jornadas del año. La plaza más castigada fue Frankfurt que retrocedió 5,28% y ya suma un rojo de 24% este año.

Por
06deSeptiembrede2011a las08:06

Ya el fin de semana, tanto el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, como la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, habían advertido que actualmente la coyuntura global corre el riesgo de enfriarse y caer en recesión.
Pero ayer se sumó a este diagnóstico el director ejecutivo del Deutsche Bank, Josef Ackermann, al señalar que la situación actual, de fuerte caída en las reservas bancarias y fluctuación en valor de bonos públicos, “recuerda al otoño boreal de 2008”, cuando el colapso de Lehman Brothers desató la crisis global y la posterior recesión.

“Además de estas advertencias, siguió influyendo en el mercado el estancamiento del empleo difundido él último viernes por Estados Unidos”, explicó a las agencias la analista Anita Paluch, de ETX Capital.

En este contexto, el Ibex de Madrid cayó ayer 4,69% y mostró su tercer mayor descenso este año, a poco de perforar el límite de los 8.000 puntos.
También el CAC, de París, perdió 4,73% para quedar por debajo de los 3.000 puntos. El FTSEurofirst 300, que nuclea a las principales acciones europeas, se desplomó 4,1% y acumula un retroceso de 19% en lo que va del año. La bolsa de Nueva York, en tanto, no operó por celebrarse el feriado por el día del Trabajo.

La delicada situación de Grecia y la suba de los intereses de los bonos italianos fueron otros factores negativos en la sesión. Producto de este escenario, el rendimiento de la deuda soberana de Italia a 10 años se elevó ayer a 5,58%, su nivel más alto desde el 8 de agosto (ver pág. dos). El euro, en tanto, quedó en un mínimo desde mediados de agosto al perder un 1% respecto del dólar y tocar los u$s 1,4108.

Para los operadores, la semana que acaba de comenzar promete cierta volatilidad por las expectativas que se generaron en torno a algunas noticias. El Parlamento alemán, por caso, comenzará a debatir mañana la reforma del mecanismo de rescate europeo, muy discutida dentro de la propia coalición de gobierno de la canciller Angela Merkel. El jueves, además, el Banco Central Europeo mantendrá su reunión para decidir sobre sus tasas de interés y la Fed de Estados Unidos presentará su Libro Beige sobre la economía del país.

La incertidumbre, exacerbada ayer, impulsó a los inversores a volcarse sobre activos considerados más seguros. El oro, por ejemplo, volvió a subir hasta los u$s 1.900 por onza. Y las mayores caídas estuvieron lideradas por las acciones de algunos bancos, que sufrieron un golpe adicional por la demanda de un regulador en Estados Unidos –el viernes– a 17 grandes instituciones financieras por pérdidas de casi u$s 200.000 millones de bonos respaldados por hipotecas de alto riesgo. Así, el índice STOXX Europe 600 del sector bancario cayó 5,5% y tocó un mínimo de 29 meses. El sector ya perdió más de un tercio de su valor en el 2011 y muestra el peor desempeño entre los europeos. Las acciones de Deutsche Bank, por caso, retrocedieron 8,3%, y los del Royal Bank of Scotland, 12,3%.

A nivel local, el Merval acompañó el pesimismo con una caída del 3%. En la plaza también influyó, según operadores, algunas coberturas que se tomaron frente a una nueva depreciación del real brasileño. En un día en el que se negociaron apenas
$ 21,2 millones, Tenaris mostró la mayor caída, de 4,26%.

Temas en esta nota