El FMI endureció sus críticas por las cifras de inflación y PBI

Afirmó que utilizará las cifras privadas y provinciales si no mejora la confiabilidad de las del Indec.

21deSeptiembrede2011a las07:12

El Fondo Monetario Internacional (FMI) endureció ayer su crítica sobre las estadísticas oficiales argentinas de crecimiento del PBI e inflación , al advertir que hasta que no se superen los problemas de credibilidad utilizará cifras provinciales y privadas en sus análisis.

En un cuadro del panorama económico mundial (WEO, según su sigla en inglés), el FMI indicó que si bien difunde las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para dar a conocer sus proyecciones del país, mantiene sus reservas sobre éstas.

Sobre el PBI, proyectó un crecimiento del 8% en 2011 -uno de los más altos del mundo- y del 4,6% en 2012, y colocó a la Argentina como uno de los países más complicados por el "sobrecalentamiento" de su economía, una definición cuestionada por el Palacio de Hacienda.

El Fondo ha subestimado en forma persistente las cifras de crecimiento económico argentino desde la salida de la crisis, al restarle importancia al proceso de reactivación. Además, su enfoque sobre las soluciones para superar la crisis en los países desarrollados ha sido muy cuestionado localmente por sugerir básicamente políticas de ajuste fiscal.

El eje del WEO consistió en subrayar el riesgo del mundo desarrollado de volver a caer en recesión por la debilidad de los gobiernos y de los bancos, además del potencial contagio de ese fenómeno sobre el mundo emergente, que hasta ahora pudo esquivar de pie el terremoto global.

En una nota al pie del reporte difundido en el inicio de las conferencias de prensa previas a la asamblea que se realizará en Washington este fin de semana, el FMI indicó: "Las autoridades se comprometieron a mejorar la calidad de las cifras oficiales de PBI e IPC, así como a colocarlas en línea con sus obligaciones en función del convenio del FMI".

De inmediato indicó: "Hasta que la calidad de los datos no haya mejorado, el staff del FMI usará también medidas alternativas de PBI e inflación para la supervisión macroeconómica".

En particular, incluirá "a los analistas privados, que, en promedio, informaron un PBI menor que el oficial desde 2008 y estadísticas provinciales y privadas que han mostrado una inflación considerablemente más alta que la oficial desde 2007". De este modo, les da la razón a las consultoras multadas y perseguidas judicialmente por el Gobierno por difundir proyecciones diferentes a las del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

También, con este comentario, convalidó las estadísticas que elaboran mensualmente una docena de gobiernos provinciales, incluyendo varios alineados políticamente con el kirchnerismo, que reflejan una suba de los precios que más que duplica la informada por el Indec.

El ministro de Economía, Amado Boudou, quien esta noche viaja a Washington para participar desde mañana de la asamblea del FMI, respondió a los cuestionamientos en un breve contacto con la prensa en Berazategui, en el marco de la celebración del Día del Jubilado. "Lo importante no es lo que digan de afuera, lo importante es que nuestra gente haya podido incorporar más consumo, cada vez acceder a cosas mejores", señaló. De todos modos, los cuestionamientos del FMI coinciden con los formulados tanto por cinco universidades nacionales en un informe pedido por el Gobierno como con los de organizaciones afines al oficialismo, como la CTA de Hugo Yasky y la consultora Equis.

De hecho, funcionarios del Indec viajaron a Washington para avanzar en el acuerdo de cooperación registrado entre ambas partes y en Economía afirmaron que las críticas formuladas no complican ese trabajo. Por su parte, la presidenta Cristina Kirchner no habló del tema desde Nueva York, donde participa de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Una versión di

Temas en esta nota