El real ya se devaluó 21% y enciende un alerta amarilla en la Argentina

En un mes perdió 18% de valor frente a la divisa norteamericana. El Gobierno había afirmado que con el 15% ya era preocupante. Crece la inquietud empresaria.

Por
22deSeptiembrede2011a las09:06

En el Gobierno insisten en que todavía no hay motivos para alarmarse. Pero la soja sigue en picada y el real cerró ayer en su valor más bajo de los últimos 15 meses. La moneda brasileña se depreció ayer casi 6% y acumula así una pérdida de valor de 21% desde que comenzó a revertirse la tendencia cambiaria del vecino país, hacia fines de julio.
Frente a ese escenario, los empresarios comenzaron a mostrar signos de preocupación y si bien aún no vieron resentidas sus exportaciones –gran parte de las cuales se destina al mayor socio del Mercosur–, sostienen que la depreciación acumulada ya es un número significativo y podría afectar las ventas el año próximo. Más aún teniendo en cuenta que en el actual contexto de crisis internacional, la proyección es que el dólar se siga fortaleciendo.
La moneda brasileña cerró ayer a 1,875 por dólar, contra el 1,54 por dólar que estaba el 25 de julio. En lo que va de septiembre, la moneda se depreció 18%. Cuando la caída del real todavía no alcanzaba los dos dígitos, fuentes del Palacio de Hacienda admitían que recién cuando se devaluase 15% comenzaría a provocar perjuicios en las exportaciones argentinas. Hoy ya llegó a más del 21% y todavía el Gobierno sigue expectante.
La proyección del mercado es que el real continúe depreciándose y que supere los 2 reales por dólar en el corto plazo. Ya lo anticipó el ministro de Economía del país, Guido Mantega, quien afirmó ayer que no habrá intervenciones oficiales para frenar la devaluación.

La ministra de Industria, Débora Giorgi, anunció anteayer que avanzarán con Brasil y el resto de los países del Mercosur en la posibilidad de aumentar la lista de productos que están exceptuados del Arancel Externo Común (AEC) y, a su vez, elevar sus aranceles, para hacer frente a las importaciones de extra zona en el marco de la crisis. Pero los empresarios reclaman medidas para evitar que las turbulencias externas vuelvan a generar rispideces con Brasil, ya que una devaluación del real incentiva las exportaciones del socio del Mercosur y reduce la competitividad a las ventas argentinas a ese país. “Si se pueden coordinar estrategias conjuntas, bienvenido sea, pero si no, hay que cuidar el mercado interno”, planteó el titular de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), Osvaldo Rial. La opción que tiene el Gobierno es dejar depreciar el peso en línea con la caída del real o tomar más medidas de protección.

Granos
La jornada de ayer tampoco fue positiva para la soja. Los futuros a noviembre terminaron en Chicago a u$s 485 la tonelada, una baja de 1,3% contra el cierre previo. Si bien todavía es un valor alto –para que impacte sobre las finanzas públicas debería posicionarse por debajo de u$s 450 por tonelada–, la cotización de la soja es la más baja de las últimas 6 semanas. De todas maneras, en el mercado consideran que estas bajas son fruto de la especulación y que mientras la demanda esté firme, los precios no tendrán caídas bruscas.
Por su parte, el trigo también cayó, al cotizar a u$s 245,03 la tonelada frente a los u$s 248 del martes. Y el maíz también se sumó a la ola bajista, al negociarse a u$s 270 la tonelada (cayó 0,7%).

Temas en esta nota