Temblaron los mercados

Wall Street cayó 3,5% y el Merval se desplomó 5,7%. La caída de la actividad empresaria en Europa y en China se sumaron al poco entusiasmo que generó de la “Operación Twist” que lanzó la Fed el día previo y a la preocupación por el futuro de EE.UU. Las 45 principales bolsas del mundo ya acumulan pérdidas por u$s 10 billones desde mayo pasado.

23deSeptiembrede2011a las06:58

Los valores no encuentran su piso. La crisis en los mercados internacionales ha acampado a sus anchas y no parece tener deseos de marcharse. Las bolsas del mundo vivieron ayer otro día de pronunciadas caídas, a medida que malos datos de las economías europeas, china y estadounidense empujaron a los inversores al pánico. Fue la tormenta perfecta: en Wall Street el Dow Jones cayó 3,5% y el S&P500 3,2%, en Europa las caídas fueron encabezadas por el CAC de la Bolsa de París, que cedió 5,3% y acompañadas por el Dax alemán, que retrocedió 4,9%. En Buenos Aires, el Merval se desplomó 5,7%.
Un día después de que la esperada “Operación Twist” de la Reserva Federal de los Estados Unidos se transformara en un verdadero tiro por la culata y esparciera el temor en los mercados por las sombrías previsiones sobre el futuro de la economía norteamericana que la acompañaron, en los mercados de todo el mundo primó la aversión al riesgo.
Con la catastrófica jornada de ayer, el índice MSCI de las 45 mayores bolsas del mundo acumuló pérdidas por más de u$s 10 billones desde mayo pasado. Ese indicador perdió casi 20% desde el 22 de julio de este año, cuando la calificadora de riesgo Standard & Poor’s le recortó la nota a los EE.UU.

“Es una crisis más larga que la que vimos en 2008, porque nada indica que EE.UU. y Europa dejen de generar dudas en algún momento, por lo que es más difícil encontrar un punto de rebote”, analizó Mariano Lamothe, economista de Abeceb.com.
Durante la jornada de ayer se conoció que la actividad empresarial en Europa y China cayó fuertemente este mes, mientras que las nuevas solicitudes de subsidios de desempleo en los EE.UU. se mantuvieron elevadas, resaltando los temores de que la economía global pueda volver a caer en recesión.

Estos nuevos datos enfatizaron el mensaje del miércoles de la Reserva Federal estadounidense. El banco central advirtió de riesgos significativos a la ya débil economía y lanzó un nuevo plan para bajar los costos de endeudamiento a largo plazo.
Pero el poco entusiasmo generado por ese plan, aportó un nuevo motivo para el temor, que ya casi es una certeza, de que las autorides políticas de Europa y los EE.UU. no lograrán acertar con una salida a sus respectivas crisis en un futuro cercano. “El panorama es el de continuidad del crecimiento lento en los EE.UU. y continuidad de los problemas de deuda en Europa”, señaló Lamothe. “En ese escenario, cada título negativo va a disparar el pánico”, concluyó.

Los bonos del Tesoro de los EE.UU., tradicional activo de refugio, vivieron su gran día. En especial los de largo plazo, favorecidos por la “Operación Twist”, que a través de la venta de bonos cortos y compra de bonos largos busca bajar las tasas futuras para fomentar la inversión y la actividad. El rendimiento de los bonos estadounidenses a 10 años cayó al 1,73%, marcando el menor nivel en al menos 60 años, desde un 1,87% de la sesión anterior.

La sesión de ayer golpeó con particular virulencia a América Latina. En parte por la fuga de inversiones que huyeron a refugiarse en bonos del Tesoro y otros activos seguros, pero también porque la información de ayer golpeó donde más le duele a esos mercados: China.
El sector manufacturero del gigante asiático se contrajo por tercer mes consecutivo, sugiriendo que a la segunda economía del mundo podría resultarle difícil ser la locomotora del mundo en esta nueva crisis mundial. El Bovespa de San Pablo perdió 4,83%, la bolsa chilena ret

Temas en esta nota