El Central pone la lupa sobre los bancos que operan en los mercados de futuros

Una circular publicada el viernes obliga a las entidades financieras a informar diariamente sus operaciones con dólares a futuro. También dónde y con quién operan.

Por
27deSeptiembrede2011a las07:06

El Banco Central modificará el régimen de información de operaciones de dólar futuro, para seguir de cerca las operaciones de los bancos que se benefician con su política de pisar el tipo de cambio en el mercado a término. Entre otras cosas, el organismo reclamará la “identificación fiscal y denominación de la contraparte” de cada contrato de dólar a futuro que cierren los bancos.

Desde el BCRA afirmaron que el cambio comunicado a través de la circular “A” 5227 el viernes pasado, más allá de volver diaria la obligación de los bancos de reportar sus operaciones, no endurece para nada el régimen vigente. Pero para los operadores de la city consultados por El Cronista, el nuevo régimen le permitirá a la autoridad monetaria estar al tanto de las inversiones que realicen las entidades financieras en los mercados a futuro, para conocer a dónde va cada dólar disponible en el sistema. La intención del Gobierno es que esos billetes estén disponibles en el mercado de contado, para evitar que se escape la cotización de la divisa.

La semana pasada, la titular del BCRA, Mercedes Marcó del Pont, sorprendió al mercado al comprar contratos de dólares futuros por u$s 700 millones con vencimiento entre fines de septiembre y el 31 de octubre, al mismo precio al que cotizaba la divisa la semana pasada. La maniobra significó una fuerte pérdida para los que apostaban por una continuidad de la escalada que venía protagonizando el dólar en los últimos meses. De hecho, le garantizó al Gobierno un dólar mayorista a $ 4.2050 de aquí hasta después de las elecciones.

Como casi simultáneamente el organismo convalidó una suba de las tasas de sus letras de corto plazo, se generó un incentivo para que los bancos se deshicieran de dólares que no gozarán de suba alguna de acá a fines de octubre, y tomaran posiciones en esas mucho más rentables letras en pesos.

De esa manera, el Central se garantizaba que las entidades financieras inyectaran en un demandante mercado cambiario los dólares que la cosecha ya no aporta en esta parte del año, sin deshacerse de sus reservas.
Pero por ingeniosa que fuera, la jugada tuvo sus grietas. Los activos en pesos que ofrece el BCRA no son los únicos tentadores, y más de una mesa de operaciones bancaria optó por apostar por contratos de dólar futuro más allá del 31 de octubre, fecha hasta la que llega la influencia de la maniobra del Central. Superado ese día, los rendimientos de contratos de dólar a término se duplican.

El mercado de dólar futuro es la estrella del sector cambiario en estos días. Luego de que el Central jugara fuerte en ese canal, las operaciones de individuos y empresas se dispararon. Así, en el Mercado Abierto Electrónico de Buenos Aires, hasta ayer se habían cerrado contratos por u$s 5.360 millones, más de u$s 2.300 millones más que en septiembre del año pasado, según datos de dicha entidad.

En el Rofex de Rosario también existe un boom. En las primeras trece ruedas se operaron volúmenes un 70% mayores a los de septiembre del año pasado, según datos de ese mercado rosarino.
La nueva normativa le permitirá al Central poner un ojo en esos mercados en los que los bancos son protagonistas.

Por Matías Barbería.

Temas en esta nota