Mercados treparon hasta 6% tras un fugaz rebrote del optimismo en Europa

Siguen los rumores y mientras algunos confirman que habrá una ampliación del fondo de rescate, Alemania salió a negarlo. Quieren parar la especulación bursátil.

28deSeptiembrede2011a las07:11

Los mercados siguen festejando por adelantado. El rumor del día anterior se confirmó: Europa analiza algún mecanismo para que su fondo de rescate –que salvó también a otros países en el epicentro de la crisis como Portugal e Irlanda (bajo la idea de que el agua no tape a naciones claves, y también mucho más relevantes, como España o Italia)– será reformulado. Además, se confirmó que esta semana llegará una misión del FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo a Atenas para intentar destrabar el segundo tramo del desembolso por 8.000 millones de euros. El desembolso, no obstante, tardaría una semana más. Por lo pronto, Grecia anunció que tendrá listo su plan de ajuste a fines de octubre después de aprobar el nuevo impuesto inmobiliario anunciada hace tiempo atrás.

Todo esto exacerbó el optimismo en los mercados. La lectura es que Europa hará todo lo necesario para encapsular la crisis griega. Así, las bolsas tuvieron subas explosivas: Francfort trepó 5,3%, París 5,7%, Madrid 4%, Milán 4,9%, Londres 4%, Zurich 3,1%, Bruselas 4,4%, Ámsterdam 4,5% y Atenas 0,8%.

En Nueva York, el Dow Jones avanzó 1,3%, el S&P500 1% y el Nasdaq 1,2%.
“Por ahora son todas expectativas, los líderes europeos parecen haberse hecho eco de los reclamos recibidos de sus pares mundiales durante el fin de semana en Washington y estarían dispuestos a avanzar con más rapidez para recapitalizar los bancos y reestructurar de una manera ordenada la deuda griega”, opinó la economista Paula Premrou, de Portfolio Personal.

“Lanzadísimos en manos de traders ansiosos por sacarle todo el jugo al rebote de las últimas jornadas, los mercados siguen apostando de lleno a que finalmente la eurozona pondrá sobre la mesa una solución para encarrilar la peligrosa crisis de deuda”, señaló Gustavo Ber, titular de Estudio Ber. El economista advirtió que aún cuando una mayor calma es bienvenida para encarar las resoluciones, “esta reacción podría apagarse pronto ya que los desafíos que todavía así quedarán por delante son serios tanto desde dicha región como desde el anémico crecimiento que presenta EE.UU., lo cual no otorga demasiado espacio a una sustentable expansión de las valuaciones de activos de riesgo”.

El clima positivo que se respiró hizo que el petróleo experimentara una fuerte suba del 4% hasta los u$s 83,5. Algo similar sucedió con el oro, que después de un importante castigo la semana pasada, volvió a trepar 3% hasta los u$s 1.645 la onza troy. De manual, cuando suben los activos de riesgo, caen los bonos del Tesoro.

El rendimiento del título a 10 años de plazo subió 8 puntos básicos para cerrar en 1,98% (cuando hace poco tiempo atrás había llega a 1,70%). “Hay que pensar en Europa como un paciente del hospital. Hay un montón de médicos en la habitación, pero no hay remedio claro”, reseñó David Sowerby, un gerente de cartera de Bloomfield Hills.
Sucede que aún hay dudas por parte de algunos analistas con respecto a la efectividad de los planes Europeos. Además, los cortocircuitos están a la orden del día. La idea de aumentar el fondo de rescate de la zona euro complican los intentos de la canciller Angela Merkel por lograr el apoyo de su coalición a seguir ayudando a las economías más débiles de la zona euro. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, se vio obligado a negar que se planee cualquier nuevo aumento del fondo de rescate, en un intento por calmar a los furiosos legisladores de la coalición de centroderecha de su país. El Parlamento alemán sostendrá una crucial votación el jueves respecto al acuerdo alcanzado en julio por los líderes europeos para extender

Temas en esta nota