El real ya se devaluó 19% y el déficit con Brasil se duplicó en lo que va del año

La cifra del mes pasado fue la segunda más alta de la historia. En términos interanuales, el déficit creció 49%. La crisis aún no afecta el comercio, pero crece la amenaza.

04deOctubrede2011a las08:14

En un contexto en el que el real continúa depreciándose frente al dólar y amenaza con afectar la competitividad de las exportaciones locales, la balanza comercial bilateral cerró en septiembre con el segundo peor resultado de la serie histórica para la Argentina: el déficit fue de u$s 774 millones, muy cercano al valor registrado en diciembre de 2009, año de la crisis financiera mundial. Esta cifra es 49% más alta que la alcanzada durante el mismo mes del año pasado, cuando las importaciones brasileñas habían superado a las exportaciones argentinas en u$s 520 millones.

En lo que va del año, la balanza acumula un rojo de u$s 4.501 millones, que duplica el registrado durante los primeros nueve meses de 2010, y alcanzaría los u$s 6.500 millones hacia fin de año. Si bien la depreciación del real ya asciende a casi 19% (18,7%) desde fines de julio –el dólar subió de 1,54 reales a 1,89 en la cotización de ayer–, aún no está impactando de lleno en el comercio.

En septiembre, las importaciones brasileñas se desaceleraron, así como también las exportaciones argentinas al vecino país. Según precisó el economista de la consultora Abeceb.com, Mauricio Claveri, “hay que esperar a que se consolide cuál va a ser la paridad de equilibrio porque hoy hay mucha volatilidad”. Si ese valor es inferior a los 2 reales por dólar, no golpearía con fuerza a la Argentina, estimó el analista, quien consideró que lo que más mueve el comercio son los niveles de demanda de los países, que por ahora muestran crecimiento. De todas formas, la automotriz FIAT ya comenzó a reducir producción en su planta de Córdoba debido a la acumulación de stocks en Brasil (ver pág. 20).

El resultado comercial deficitario para la Argentina se explica por el crecimiento del flujo bilateral de exportaciones e importaciones y con una situación estructural que no resulta sencillo revertir. La tendencia sólo cambió en 2009, cuando Brasil redujo fuertemente sus exportaciones, pero en cuanto comenzó la recuperación, rápidamente el mayor socio del Mercosur recuperó protagonismo con las ventas de su mercadería a la Argentina.
El comercio creció en septiembre un 13,1% hasta los u$s 3.640 millones. Con este resultado, el crecimiento del intercambio bilateral de los primeros nueve meses del año asciende al 24% en términos interanuales. Las ventas argentinas a Brasil el mes pasado fueron de u$s 1.433 millones, equivalentes a un aumento del 5,9%. En el acumulado del año, las exportaciones crecieron 16,8%. En cuanto a las importaciones, alcanzaron un total de u$s 2.207 millones, que representan una suba del 18,1% y de 29,6% si se contabilizan los nueve meses.

En ambos casos se percibió una desaceleración respecto del ritmo con el que venían creciendo tanto las compras como las ventas al mayor socio del Mercosur. Esta merma en el crecimiento no se vincula con la pérdida de valor del real, ya que no sólo crecieron menos las exportaciones a Brasil, sino también las ventas brasileñas a la Argentina. Las exportaciones en septiembre crecieron al 6% y las importaciones al 18%, mientras que en agosto lo habían hecho al 12% y 28% respectivamente. Sin embargo, en valores absolutos los valores siguen registrando valores históricos.

Fuentes oficiales consideraron que “esta desaceleración no refleja necesariamente un impacto de la crisis internacional, ya que el comercio sigue creciendo y se encuentra en niveles récord”. Recordaron además que hacia fines de 2008 –cuando comenzó la crisis– no había desaceleración del comercio sino directamente caídas. “El comercio en el último trimestre de 2008 caía entre un mes y otro a

Temas en esta nota