Se destrabó el fondo europeo y festejaron las bolsas del mundo

Eslovaquia, el último país que queda por aprobar la ampliación del fondo de rescate, llegó a un acuerdo para destrabar la votación en el Parlamento. Además hubo buenos datos sobre la producción industrial en la eurozona. En Estados Unidos, la Fed no descartó nuevos estímulos y también hubo alivio en Wall Street.

Por
13deOctubrede2011a las07:56

Se hace lugar en el mercado la idea de que Europa empezó (de a poco) a tomar las riendas de la crisis. Y el pánico, al menos por ahora, se desvanece. Las bolsas del bloque cerraron ayer en su nivel más alto en nueve semanas, luego de que se revelaran datos significativamente más sólidos sobre la macro de la eurozona y de que, en Eslovaquia, se llegara a un acuerdo para destrabar la aprobación de un plan que ampliará el fondo de rescate del continente hasta los . El euro avanzó a los u$s 1,3785 y el índice FTSEurofirst 300, que nuclea a las principales acciones europeas, terminó la sesión con una suba del 1,6%, en su nivel más alto desde el 4 de agosto (977 puntos).

Los inversores estadounidenses acompañaron los negocios con el mismo entusiasmo y los indicadores de Wall Street completaron su sexta sesión de ganancias de las últimas siete, al avanzar cerca del 1%. Allí se recibió con buen ánimo la publicación de las últimas actas de la Fed, que reflejaron que los responsables de la política monetaria de Estados Unidos debatieron intensamente el mes pasado sobre la conveniencia de mantener la opción de compra de más activos, en medio de una “considerable incertidumbre” sobre la reactivación.

Así y todo, la difusión del balance de Alcoa, que finalmente registró menores ganancias a las esperadas, sembró en ese país una primera duda en una temporada de balances que promete incrementar la volatilidad de las próximas semanas. Los números de las compañías revelan qué tan sólida se encuentra la economía estadounidense, y pueden poner en cuestionamiento las señales de recuperación sobre la actividad de Estados Unidos.
En Europa, el repunte fue generalizado. Madrid subió un 2%; Milán casi un 3%; París un 2,4% y Fráncfort un 2,2%. El gran motor de la suba fue el sistema financiero.

“En este momento parece que Europa al menos ha contenido la crisis. No hay malas noticias. Y vamos a subir siempre que no se vea ninguna historia de horror”, explicaba un analista.

Ayer, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, volvió a reclamar una recapitalización coordinada de los grandes bancos de la UE para garantizar que puedan resistir a la crisis de deuda.

En Nueva York, la más afectada fue la fabricante de aluminio Alcoa, que perdió un 2,43%, tras revelar (al cierre de la jornada del martes) cuentas trimestrales que no terminaron de gustar a los analistas.

Otra que mostró su balance fue PepsiCo, pero con mejor efecto: sus papeles avanzaron 2,87% luego de que anunciara que en el tercer trimestre del año ganó u$s 2.011 millones de dólares, un 4% más que en el mismo periodo del año anterior.

“La lectura de los resultados corporativos, si nos abstraemos por un momento de la crisis europea y del accionar de sus funcionarios, claramente se concentrará en tratar de interpretar qué tan fuerte o no se encuentra la actividad económica en Estados Unidos. En otras palabras, ayudará a tratar de darle certeza a la probabilidad, o no, de una nueva recesión en este país”, comentaba ayer un operador del mercado local.

Temas en esta nota