“Los bancos van a reducir el crédito para conseguir el capital que les exigen”

Puede que más capital suponga un shock de confianza, reconoce. Pero el precio será una merma del crédito bancario, algo que difícilmente ayude a la economía.

Por
14deOctubrede2011a las07:49

Los comentarios de Jean-Paul Betbèze, el economista jefe del Crédit Agricole, son un buen reflejo del humor que hoy parece imperar en los bancos europeos. La capitalización, insisten, no es la solución. Por el contrario, puede empeorar las cosas.

–¿Fue un error que Trichet no bajara las tasas?
–Creo que Trichet no tenía otra opción. Venía de subir las tasas ante la amenaza de la inflación. Pero no es una tarea fácil abordar lo que ocurre globalmente en el ámbito europeo. Al mismo tiempo debe velar por países como Portugal, Grecia e Irlanda. De todos modos, ya han señalado que sí bajarán las tasas en diciembre. Ahora deben encontrar una solución para los países que están siendo financiados por el Banco Central. Se habla de una quita de hasta el 60% para la deuda griega. ¿Qué va a pasar con los bonos en poder del Banco Central? Se está comprando tiempo para organizar un sistema que funcione. Es importante que sea el fondo europeo el que compre esos bonos y financie a la banca de la periferia.

–¿Ayudan las últimas medidas para proveer liquidez?
–En realidad, el problema de liquidez surgió en cuestión de pocas semanas y nació en Estados Unidos. En el segundo trimestre la situación de la economía resultó menos favorable de lo previsto. Se empezó a barajar un crecimiento ya no del 2,8% sino más bien del 2% o menos. Y Bernanke además salió a hablar de los problemas de liquidez de la banca europea y terminó resultando una profecía autocumplida.

–¿Qué tan complicado puede resultar adecuarse a las nuevas exigencias de capital? ¿Son exigencias razonables?
–Ya en el marco de Basilea III, los bancos sabíamos que deberíamos llegar a un nivel de capital del 9% en cinco a seis años. Por eso veníamos ahorrando superávits para poder alcanzar ese nivel. Esa era la idea que teníamos los bancos. Claro que ahora nos dicen que no son cinco años sino seis meses. En algunos países, eso va a resultar realmente muy difícil.

–¿Cuáles son las vías para hacerse de ese capital?
–Hay dos soluciones a las que se puede recurrir en este escenario para aumentar capital. Por un lado están los accionistas y los gobiernos pero éste es un momento feísimo. La alternativa es reducir la cantidad de préstamos y eso es lo que se va a hacer. El mercado está esperando que le digamos cómo y cuándo vamos a cumplir los nuevos requisitos. Las autoridades nos dicen que reunir más capital va a suponer un shock de confianza muy importante. Es posible, pero tendrá un precio. Se va a recortar el crédito bancario y como consecuencia de eso no sólo se va a reducir el tamaño de las entidades sino que también va a sufrir el crecimiento europeo.


Por Laura García.

Temas en esta nota