La posibilidad de un refuerzo del fondo de salvataje europeo alentó a las bolsas

A última hora, los mercados remontaron las caídas al trascender una posible ampliación del fondo de rescate que lo llevaría hasta los 2 billones de euros de manos de un acuerdo entre Alemania y Francia. El Dow Jones subió 1,6%, mientras que el Merval trepó 2%. Pero tras el cierre de la rueda se conoció una nueva rebaja de la nota soberana de España.

19deOctubrede2011a las08:05

Prendió rápido, como esas ideas que no tardan en lograr el consenso de la mayoría porque no hay tiempo para discusiones ideológicas y sí para la urgente práctica de ese arte ancestral que florece en épocas de crisis: pragmatismo.

La mecha la encendió el diario británico “The Guardian” cuando señaló a última hora de ayer que Alemania y Francia habrían acordado ampliar el denominado Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) a 2 billones de euros. De concretarse, la cifra escalaría a un tamaño similar a 55 veces las reservas del BCRA.

“Se trata de una decisión de importancia ya que constituye el principio de la solución, hasta ahora demorada por las increíbles dilaciones y dudas de los líderes europeos, sumadas al perverso sistema de decisión de la Unión, el cual exige la unánime aprobación de los 17 parlamentos”, sostuvo el economista Luis Palma Cané.

En este sentido, las medidas claves aún giran en torno a 3 puntos: por un lado, buscarían permitir el apalancamiento del FEEF, hasta 5 veces su actual capital de 440 mil millones de euros; de modo de obtener un funding total de 2,2 billones.

Por otro, dicho apalancamiento se lograría mediante la colocación de bonos garantizados por parte del FEEF. En rigor, para los especialistas se trata de los Eurobonos (de los que ya hay emitidos 120 mil millones de euros para rescate de los tres Portugal, Irlanda y Grecia y para apoyo de déficits de cuentas corrientes).

Y por otro, capitalizar los aproximadamente “70 bancos sistémicos” y exigirles un 9% como mínimo de capitalización respecto a los activos de riesgo ponderados. Hoy la exigencia es del 5%.

“Para lograr una solución integral, las medidas debieran complementarse con el fin de los disparatados ajustes fiscales en la Euroarea, sumado a una fuerte coordinación de las políticas monetarias y fiscales de todas las economías avanzadas”, agregó Palma Cané.
Más temprano en la jornada, los mercados tomaron contacto con las versiones.
Rápidamente los precios recuperaron el signo positivo e incluso cerraron con un incremento de 1,6% en Wall Street y del 2% en Buenos Aires. Europa, que cerró sus operaciones sin conocer la noticia del rumor y perdió hasta 1%.

“Los avances de Europa fueron el argumento para sostener la suba durante las últimas dos semanas pero una mala noticia puede tirar abajo los precios”, dijo Larry Peruzzi, operador principal en Cabrera Capital Markets en Boston.
Antes, la jornada había sido generosa en argumentos. Más temprano, China había dado a conocer que el ritmo de avance de su economía se frenó en el tercer trimestre al menor nivel desde comienzos del 2009. El producto interno bruto subió 9,1%, respecto del mismo trimestre del año anterior, pero fue menos que el 9,5% del trimestre previo. El dato sembró inquietud ante la posibilidad de una desaceleración global aún más acentuada.

Por otra parte, Moody’s había advertido de que podría poner en panorama negativo la calificación de crédito “Aaa” de Francia en los próximos tres meses mientras que ayer rebajó la calificación de la deuda del gobierno de España a “A1” desde “Aa2” y colocó el panorama en negativo. “Las aprensiones por el crecimiento en China, junto con los renovados temores por el euro volvieron a generar dudas entre los inversores”, dijo Andre Bakhos, director de Lek Securities en Nueva York.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota