Con tasas más controladas, venden u$s 150 millones para frenar al dólar

El costo del dinero quedó estable y la entidad monetaria volvió a jugar fuerte. Así, logró ponerle un techo al dólar mayorista en $ 4,225 y bajó el interés de sus bonos. También vendieron futuros a marzo con una tasa implícita de 5%.

19deOctubrede2011a las08:10

La estrategia oficial de “liquidez para todos” pudo ver resultados. Frente al peligroso calentamiento de las tasas de interés de las últimas semanas, prevaleció la estabilidad, al menos en la rueda de ayer. Como prueba de ello, el Banco Central (BCRA) volvió a atacar fuerte en el contado del mercado de cambios para contener al dólar.
Según números consignados en las mesas de dinero, el organismo monetario perdió cerca de u$s 150 millones en el spot para mantener igual el precio del tipo de cambio mayorista.

De esta manera, la divisa que operan bancos y empresas terminó con el mismo valor que el cierre del lunes: $ 4,224 para la compra y $ 4,225 para la venta. Por su parte, en bancos y casas de cambio de la city porteña se mantuvo en $ 4,20 en la punta compradora y $ 4,25, en la vendedora.

La entidad comandada por Mercedes Marcó del Pont se mostró agresiva desde el inicio de la jornada, ofreciendo bloques de a u$s 500 millones. “El Central amaneció en el offer, con posturas de a u$s 500 millones en $ 4,225, fijando otra vez un techo para la cotización del dólar”, relataron en uno de los bancos con gran porcentaje del market share cambiario. La demanda de divisas por parte de privados se mantuvo constante y la oferta de la exportación fue mínima. Por esa razón, el ente oficial también intervino en los mercados de futuros con la habitual oferta de cobertura a tasas atractivas pero ubicándose además en plazos más largos de la curva. “El BCRA vendió cerca de u$s 200 millones en futuros en contratos de noviembre, diciembre, enero y febrero en los mismos precios de los últimos días. Pero a mitad de la rueda, también se puso a vender para el plazo de marzo a $ 4,38, arrojando una tasa implícita de 5%. “Con la presencia en plazos más largos, que hasta ahora no había incursionado, busca bajar las ansiedades”, apuntó un operador de una entidad extranjera líder.

En esta línea, con un nivel de liquidez un poco más estable, la mesa oficial pudo volver a ejercer su poder de fuego. Cada vez que el BCRA vende dólares, seca la plaza de pesos. El reciente contexto de suba de tasas (que según el Gobierno surge del brutal crecimiento del crédito a un ritmo de 50% anual, contra un incremento del 22% de los depósitos), complicaba esa estrategia para mantener planchado el dólar en $ 4,24 previo a las elecciones presidenciales del domingo.

La mayor estabilidad también se evidenció en la licitación semanal de Letras (Lebac) y Notas (Nobac). Si bien el Central no logró renovar el total de los vencimientos, pudo mantener estable el interés que paga por su bonos y en algunos plazos, incluso, bajarlos.

Ayer el ente llamó a la subasta por $ 700 millones. Vencían $ 1.559 millones y las propuestas alcanzaron un nivel de $ 1.223 millones. El BCRA decidió adjudicar $ 1.071, con lo que volvió a inyectar pesos a la economía doméstica (unos 488 millones). De esta manera, esta liquidez se suma a los $ 1.500 millones que volcó desde la semana pasada, cuando comenzó con la recompra de Letras a los bancos, que son los principales tenedores de sus bonos. Ayer, con un mercado más tranquilo y abastecido no necesitó repetir esa estrategia.

En cuanto a las tasas, en lo que respecta a las Lebac en pesos, para los plazos de 105, 154 y 175 días, se ubicaron en 13,97%, 13,99% y 14,00% respectivamente, a 280 días se situó en 14,10%, para 532 días fue de 14,57% y para 714 días se ubicó en 15,05%. Para las Notas en pesos que ajustan por Badlar, el spread para 1.036 días disminuyó 110 puntos básicos situándose en 0,58%.

En el mercado, no obstante,

Temas en esta nota