Aumenta el costo de la deuda del BCRA y reduce el margen para financiar al Gobierno

Por las turbulencias de octubre, el organismo debe afrontar de ahora en más un costo anual de $ 14.000 millones por esterilización, lo que reduce utilidades que gira al Tesoro.

Por
03deNoviembrede2011a las08:10

Aún bajo la pretensión de no frenar la economía con una fuerte suba de tasas, el Banco Central debió endeudarse estos meses a un costo inéditamente alto, por el que terminará viendo afectado su patrimonio y sentirá limitada su capacidad para asistir al Tesoro. El organismo pasó de pagar, en agosto pasado, casi un 13% promedio de interés por su stock total de Lebacs y Nobacs, a afrontar hoy uno de 18,5%. Este incremento de 550 puntos básicos en sólo tres meses –precisado en su propio informe semanal– le reportará un recorte sobre sus utilidades en el mismo período. Y podría provocar, según estimaciones de las consultoras privadas, un impacto cada vez mayor si se extendiera en el tiempo.

La cuenta que hacen hoy los economistas es, a grandes trazos, la siguiente: toman en cuenta que el Central tiene hoy en circulación unos $ 75.000 millones en Letras y Notas, según los propios datos oficiales. Y multiplican sobre éstos una tasa promedio del 18,5% anual. Así infieren que, bajo estas mismas condiciones de hoy, el costo anual estimado de esterilización ya empezó a ser cercano a los $ 14.000 millones. Es casi el doble de lo que fue el año pasado, según las estimaciones de Econviews: $ 7.600 millones.
En Bein & Asociados, en cambio, prefieren hacer hincapié sobre la suba de 5,5 puntos porcentuales que se registró en las tasas durante los últimos tres meses. Y multiplican este diferencial por el stock de deuda, considerando las diferentes tasas pagadas a lo largo del año (fijas y variables). Bajo otros supuestos, la estimación refleja una caída de $ 800 millones en términos de utilidades.

El año pasado, el organismo había logrado captar cerca de $ 8.900 millones por este concepto. Y la proyección que se hacía para este año, hasta hace poco, era similar. Pero en los últimos meses, producto de las mayores dificultades para acumular reservas, empezó a ser fuertemente corregida hacia abajo. Algunos economistas ya arriesgan que para todo 2011 el total de utilidades podría ubicarse entre los $ 5.000 y los $ 6.000 millones. Esto representaría una reducción de entre el 30% y el 45% respecto del año pasado. Un agujero, aclaran, que podría ser compensado si se decidiera una devaluación.
“El beneficio del Central para este año es claramente menor por el encarecimiento de la deuda y por la menor cantidad de reservas. A esto se le suma que los bonos públicos ya no tuvieron tantas ganancias este año”, explicó el analista Federico Bragagnolo, de Econviews. En su estudio calculan que las reservas se ubicarán en los u$s 46 millones a fin de año.

En Bein & Asociados destacan que si bien el stock de deuda en circulación está muy cercano a los niveles de principios de año, la entidad oficial debió renovar títulos a tasas no sólo más altas, sino variables, que incrementaron fuertemente su estructura de costos. “Hace un año, la mayor proporción era a tasa fija, y hoy el 65% es variable”, explicó a este diario Marina dal Poggetto. “A esto se le suma que ya de por sí el costo del Central es muy alto porque los u$s 26.000 millones de reservas que están bonos del Tesoro (por el pago al FMI y el nuevo fondo del Bicentenario) devengan en dólares, entre 7% y 8%”, agregó.

Por Ignacio Olivera Doll.

Temas en esta nota