Los mercados le levantaron el pulgar a la idea de una Italia sin Berlusconi

Su alejamiento trajo alivio. Pero hay muchas dudas. El rendimiento del bono a 10 años se disparó hasta niveles críticos de 6,76%. Italia es demasiado grande para ser rescatada.

Por
09deNoviembrede2011a las07:32

Los mercados del mundo celebraron ayer las noticias llegadas de Italia. Silvio Berlusconi, el primer ministro italiano, señaló que estaría dispuesto a renunciar a su cargo tras la aprobación de la nueva ley presupuestaria en el congreso italiano. Para los analistas, el gesto de Berlusconi trasciende el impacto político.

En rigor, en los mercados se especulaba con una dimisión de Berlusconi, ya que se infiere que un nuevo líder político en Italia podría actuar más agresivamente para hacer frente a los problemas de deuda del país. A la vez, las bolsas subieron de manera generalizada en todo el mundo, impulsadas por el acuerdo para formar un gobierno de unidad nacional en Grecia. Las noticias también impactaron en nuestro país, con un incremento para el Merval de 1,6%.

Así, la Bolsa de Londres registró una suba de 1% mientras que la Bolsa de París avanzó 1,28%. El Dax alemán ganó 0,55% y en Milán, el índice Mib 30 cerró con una suba de 0,74%. Por otro lado, el Dow Jones anotó un incremento de 0,8%. También el euro avanzó hasta 1,3847 dólares, si bien cerró apenas por debajo, con un alza del 0,5%.

La jornada fue volátil durante gran parte del día después de que Berlusconi obtuvo la ratificación del presupuesto en la Cámara de Diputados aunque sin obtener una mayoría absoluta, lo que intensificó los pedidos para que renunciara. Finalmente, sobre el cierre de Wall Street, Berlusconi confirmó el anuncio hecho antes por el presidente Giorgio Napolitano.

“Supongo que esto resuelve algo del desacuerdo político que tenían, pero también abre la puerta a mayores desórdenes políticos en Italia, demorando potencialmente la aprobación e implementación de las medidas de austeridad”, decía ayer un operador del mercado.

La perspectiva en marcha de nuevos gobiernos europeos formados por técnicos económicos y supervisados por la UE, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI están llevando tranquilidad y optimismo a los mercados. De todas formas, el anuncio de Berlusconi no ha convencido plenamente a todos los legisladores italianos. La rentabilidad de los bonos italianos a un plazo de 10 años se dispararon ayer a 6,76%, acercándose a niveles peligrosos que podrían forzar a la tercera mayor economía de la zona euro a buscar un rescate que Europa no puede financiar. Se trata de un récord desde que Italia entró en el euro en 1999. La enorme deuda italiana, equivalente a 120% del Producto Interno Bruto del país, es la segunda más alta en Europa.

Temas en esta nota

    Cargando...