El Central fija nuevo "1 a 1" para los bancos que quieran comprar dólares en la city

Tal y como ocurre con el comercio exterior, el BCRA impuso ayer un nuevo régimen: llamó para que vendieran dólares los mismos que habían comprado más temprano.

Por
09deNoviembrede2011a las07:36

Dólar que sale, dólar que entra. Esta ley que hiciera carne el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, ahora tiene su correlato en el mercado financiero. Ayer, y mientras el Central sigue perdiendo reservas debido a la salida de los depósitos en dólares del sistema bancario –perdió u$s 600 millones desde que se anunciaron las medidas– otra de las pulseadas se juegan en el mercado cambiario donde interviene para “domar” el tipo de cambio.

Sin embargo, con el correr de los días, la entidad se vuelve cada vez más pragmática en la definición de su estrategia. En rigor, ayer por la mañana, algunos bancos le compraron al BCRA unos u$s 45 millones mientras que los mismos bancos se vieron obligados a venderle a la entidad que conduce Mercedes Marcó del Pont los mismos dólares (u$s 50 millones) por la tarde.

La “receta” fue rotulada por algunos cambistas como “presión informal” y le sirvió a la entidad rectora cerrar la jornada con un saldo negativo marginal de apenas unos u$s 5 millones y un valor para la divisa en $ 4,28.

“El Central llamó uno por uno a los bancos que habían comprado dólares por la mañana para sugerirles que era necesario que pusieran a la venta esos mismos dólares; fue el día de las llamadas telefónicas”, señaló un tradicional operador de una entidad financiera. La operatoria tuvo su estrategia detrás. Como se dijo la entidad monetaria vendió unos u$s 45 millones a bancos por la mañana. Acto seguido, llamó a las mesas de dinero de las entidades para solicitarles los datos de las empresas a nombre de las cuales los bancos habían realizado la compra de billetes. Como uno de los pocos sectores que está autorizado para comprar los dólares son los importadores, en el BCRA se encargaban de llamar a las compañías para chequear el dato. Por la tarde, los “sabuesos” del Central llamaron a los mismos bancos, para insinuarles que debían hacer todo lo posible para liquidar dólares de la exportación.

“Lo curioso es que pedían la misma cantidad que habían comprado por la mañana, cuestión que quedara en claro que, de ahora en más, si un banco no tiene para liquidar exportaciones, no puede demandar dólares para importadores”, señalaron en la city. Por otro lado, ayer fue notable la frustración de algunos empresarios que recorrieron numerosas entidades con un pedido “caliente”: necesitaban girar divisas a sus casas matrices, un operatoria habitual para cualquier compañía. Sin embargo, la noticia es que los banqueros y quienes se dedicaban a este tipo de operatoria preferían abstenerse de hacerlo para no verse “complicados” por la AFIP.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...