Caen las reservas a razón de US$ 100 millones por día

Bajaron US$ 768 millones en ocho días por la sostenida ola de retiros de depósitos en dólares.

Por
10deNoviembrede2011a las08:45

El Banco Central (BCRA) está perdiendo reservas a razón de 100 millones de dólares por día desde que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extremó los controles sobre las operaciones cambiarias minoristas. La sangría, según los analistas, es consecuencia directa de la sostenida ola de retiros de depósitos bancarios en dólares que se accionó hace 10 días por la desconfianza que generaron las evidentes restricciones a las compras del público.

El fenómeno ya se filtra en las propias estadísticas oficiales, que dan cuenta de que el tesoro bajo administración del BCRA se redujo de 47.582 a 46.814 millones de dólares desde la puesta en marcha del polémico sistema que concede a la AFIP la potestad de determinar la cantidad de pesos que puede volcar cada persona a la compra de divisas extranjeras, bajo parámetros aún confusos.

Es decir, las reservas cayeron a razón de US$ 96 millones por día, aunque el descenso viene mostrando una aceleración en las últimas jornadas: se amplió a US$ 119 millones el martes y a US$ 150 millones ayer.

"Los datos de la caída son consistentes con la magnitud de salida de depósitos que venían contabilizando los bancos. Se habla de retiros por entre 170 y 200 millones de dólares por día", apuntó un analista.

Antes de la puesta en práctica de los nuevos controles, los bancos administraban unos 15.960 millones en depósitos realizados en dólares con los que habían fondeado préstamos en esa misma moneda por US$ 9757 millones (N. de la R.: la reglamentación actual los obliga a prestar en divisas sólo a las empresas capaces de generar divisas, es decir, exportadoras, para evitar el descalce de monedas que hizo colapsar la convertibilidad). La diferencia entre lo captado y lo prestado la mantienen colocando en una cuenta del BCRA como encajes, por lo que se computan como parte de las reservas.

El 94% del total de los depósitos correspondía a colocaciones privadas que venían creciendo como contrapartida del proceso de dolarización de ahorros. Es decir, mucha gente que compraba dólares los dejaba en una cuenta en el banco para no tener que asumir el costo de una caja de seguridad, evitar riesgos en sus domicilios y hasta ahorrarse el pago del impuesto a los bienes personales, ya que este tipo de colocaciones bancarias están exceptuadas de tributarlo.

Pero esa demostración de confianza se quebró el 31 de octubre con el bloqueo a las compras de dólares del público y ante los problemas que enfrentaron algunos bancos para responder a los retiros por "faltante de billetes", lo que propagó toda clase de especulaciones y versiones.

Desde ese día son amplia mayoría los ahorristas que retiran dólares por las cajas de los bancos por temor a que se los vuelvan a confiscar. Y vuelve a haber listas de espera para alquilar una caja de seguridad, pese a que la oferta de este tipo de refugios creció un 25% en los últimos dos años

Pero quien más sufre la ola de retiros es el propio BCRA porque las reservas caen a razón de un dólar por cada dos que dejan el sistema. Así, lo que se ahorró por sus menores intervenciones en la plaza cambiaria lo perdió por esta vía.

La sangría de depósitos se incrementó en los últimos días producto de toda clase de versiones, y en el sistema descuentan que continuará hoy tras lo ocurrido ayer con las importaciones. "Que hayan querido pisarlas de manera tan intempestiva no hará más que incrementar la sensación de que los dólares escasean", se lamentaba anoche un banquero que hasta hace unos días confiaba en que la situación se iría tranquilizando con el simple transcurrir de los días, pero ahora lo duda.

 Por Javier Blanco.

Temas en esta nota