Menú dolarizado: Alternativas para apostar por la divisa sin tener que pedirle permiso a la AFIP

Bonos en dólares que se negocian en pesos pero pagan vencimientos en divisas, acciones de empresas cuya cotización sigue a esa moneda y contratos futuros son los trucos de los especialistas para ahorrar en dólares a pesar del cerrojo cambiario.

17deNoviembrede2011a las08:05

Si luego de que el sistema de la AFIP lo considerara “inconsistentes” a sus ingresos a la hora de comprar dólares su apetito por el billete verde no amainó, el mercado ofrece alternativas perfectamente legales para hacerse con las divisas sin tener que volcarse al mercado informal o, al menos, asociar la suerte de sus ahorros a los vaivenes del tipo de cambio. A través de bonos argentinos nominados en dólares, contratos futuros de dólares y acciones locales que ajustan sus precios de acuerdo a la cotización de la empresa en Nueva York es posible dolarizarse sin tener que pedir permiso.

Especialistas consultados por El Cronista explicaron distintas estrategias para que los que no logran acceder al mercado cambiario puedan saciar su sed de dólares.
La estrategia más sencilla para dolarizarse, y la primera que se viene a la mente de los especialistas cuando se les pregunta como ir al dólar sin comprar billetes, es la renta fija. El consenso de mercado es que la Argentina está muy lejos de un default. Por lo tanto, a la hora de convertir pesos en divisas, la respuesta unánime de los analistas son los bonos en dólares.

“La alternativa clásica para hacerse de dólares desde que se iniciaron las restricciones estuvo dada por la compra de bonos. Los de corto vencimiento, como el Boden 2012, pagan en dólares a su vencimiento y se pagan en pesos”, comentó Alejandro Bianchi, de Invertir Online.

“Algunos bonos soberanos de mediano plazo, como el Boden 2015 y el Bonar 2017, presentan rendimientos de 7,5% y 9,6% anual en dólares, respectivamente, y además poseen un periodo de recupero de la inversión de 3 años 4 meses y 4 años 4 meses, respectivamente”, dijo Leonardo Bazzi, de Puente.

También Mauro Gini, economista de FDI Gerenciadora de Patrimonios, coincide con la receta, pero en caso de apostar al largo plazo. “Veo interesantes a los bonos en dólares del tramo medio de la curva (Boden 2015 y Bonar X), que ofrecen un rendimiento de 7.5% y 9.6% respectivamente.”

La diferencia de plazos está dada porque hacerse de dólares a través de bonos de mediano plazo, tiene su costo. A los precios actuales del Boden 2012, el valor implícito de cada dólar obtenido por los inversores que lo adquieren está en $ 4,59, por encima del oficial, pero al menos por debajo de la cotización que alcanzó el dólar paralelo. “Se asume una pérdida de valor respecto de los $ 4.30 que actualmente puede comprar el dólar mercado oficial, pero sigue siendo demandado porque el dólar paralelo está en en $4.73 y tuvo picos de $5.15”, explicó Bianchi.

Acciones
Si, leyó bien. Renta variable, aún en estos tiempos de volatilidad extrema, puede ser una buena forma de proteger los ahorros en pesos de la suba del dólar. Siempre y cuando no se revise en forma diaria la cotización de las acciones, porque las subas y bajas van a ser constantes y pueden asustar al más plantado, los papeles de empresas argentinas que cotizan tanto en Buenos Aires como en Nueva York ofrecen un refugio verde, aunque sin necesidad de comprar dólares.

“Por ejemplo, las acciones de Tenaris, porque el precio local ajusta a la cotización en dólares de la acción que cotiza en en Estados Unidos”, señala Mauro Gini.
En el proceso, el inversor que apuesta por esta alternativa no ve un sólo dólar, porque son activos valuados en pesos. Pero el arbitraje entre los precios de una acción local y su contraparte neoyorquina corrige el valor en pesos de la inversión de acuerdo al valor en dólares de la acción que cotiza en el exterior. Di

Temas en esta nota