Sin Wall Street, la negativa alemana a los eurobonos golpeó a los mercados

Después del feriado en EE.UU., hoy las bolsas tampoco tendrán mucho volumen porque los operadores recién volverán el lunes. Europa seguirá en el centro de la atención.

Por
25deNoviembrede2011a las08:01

Sin operaciones en Wall Street por el feriado del “Día de Acción de Gracias”, los mercados estuvieron expectantes a lo que sucedía en Europa. Más precisamente, a las negociaciones entre Alemania, Francia e Italia sobre nuevas medidas para solucionar la crisis. De dicho cónclave no surgió nada específico, sólo que Alemania rechazó (una vez) la creación de los eurobonos que respaldarían la deuda de los países más complicados por la recesión. “No es apropiado ni necesario”, dijo tajante la canciller alemana Angela Merkel. La expectativas que había con la reunión, de la que participó el nuevo primer ministro italiano, Mario Monti, se esfumó a tan sólo el enunciado sobre que “en los próximos días habrá una propuesta común de modificación de los Tratados de la Unión Europea”. Debido a esto, los mercados del Viejo Continente que habían arrancado la jornada ampliamente en positivo, terminaron con resultados mixtos: Madrid ganó 0,1%, Milán 0,3%, Londres 0,02% y París 0,2%; mientras que Fráncfort cedió 0,2%, Atenas 0,4% y Zurich 0,2%.

“El mercado ve un ‘no’ y reacciona ante ello”, dijo Martin Huefner, economista jefe de Assenagon GmbH en Munich. “Vamos a ver un deterioro de los mercados bursátiles en los próximos meses hasta el punto que algo tendrá que hacerse. El mercado sería eufórico si lanzaran los euro-bonos. Al parecer, la presión no es lo suficientemente grande todavía para lanzarlos”, agregó. Según Bloomberg, alrededor de u$s 4 billones se esfumaron en valor de mercado a nivel mundial en lo que va del mes. Esto tiene que ver la incertidumbre en Europa y la poca reacción de la clase política ante la crisis.

El analista Gustavo Ber consignó que a este panorama se le sumó Fitch que impulsó un nuevo downgrade sobre Portugal (de BBB- a BB+), “como antesala a que las calificadoras definan bajas crediticias sobre Francia, tal como ya han comenzado a anticipar los operadores a través de la ampliación de sus rendimientos”. Esto tuvo su correlato en el euro que cerró en u$s 1,33 y en los retornos de los bonos como el de Italia que volvieron a alcanzar el 7% anual. Portugal, el que sufrió la baja de calificación, vio como se disparaba el rendimiento de sus títulos a 10 años hasta alcanzar el 12,2%.

Sin la brújula de Wall Street, pero siguiendo las operaciones de Brasil, el Merval logró subir 0,6% a 2.426 puntos. Dentro de las líderes, se destacó la suba de Transener (+2.6%), Edenor (+2.1%), Pampa (+1.9%) y otros papeles como Francés y Siderar que ganaron entre 0,9% y 1,2%. Pero fue una rueda anecdótica, casi decorativa, ya que el volumen de negocios fue ínfimo: en acciones locales se movieron $ 12 millones. “Tuvimos un paréntesis. La falta de Wall Street fue fundamental para que no se hagan grandes negocios”, sostuvo Rubén Pascuali, operador de Mayoral Bursátil.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), los bonos presentaron resultados mixtos. Se cortó la supremacía de los títulos en pesos: el Discount quedó neutro y el Par perdió 3,50%. Entre los de dólares sobresalió el Boden 15 con un alza del 1,24% ya que el Boden 12 perdió 0,6%.

Temas en esta nota