Reclamo por el precio de la leche

La Mesa de Enlace presentó un video sobre el perjuicio que provoca el límite a las exportaciones.

Por
30deNoviembrede2011a las07:25

Así como sucede en los granos y en la carne, la política oficial que restringe las exportaciones de lácteos ha provocado en la lechería argentina una sobreoferta del producto destinado al consumo interno, que planchó los precios que recibe el tambero sin bajar los valores que los consumidores pagan en la góndola.

Con gran concurrencia de dirigentes del sector, la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias presentó ayer en el Salón Fano de la Sociedad Rural Argentina (SRA) el video "Mitos y realidades de la lechería argentina", en el que planteó los inconvenientes que le ocasiona la intervención oficial en el mercado a un sector que genera, directa e indirectamente, 80.000 puestos de trabajo.

Participaron de la presentación los presidentes de la SRA, Hugo Luis Biolcati; de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero, y de Coninagro, Carlos Garetto, en tanto que por la Federación Agraria Argentina (FAA) estuvo Luis Peluffo.

Señala el video que para 2020 se proyecta "un gran crecimiento en el consumo global de lácteos", lo que va a requerir una producción muy superior a la actual, que en 2010 fue de 10.308 millones de litros.

"Sin embargo -agrega la voz en off del video-, hoy tenemos mecanismos que limitan las exportaciones de leche de la Argentina y eso funciona como un freno al crecimiento del sector".

Se explica que al limitar las exportaciones "hay una mayor oferta de leche para el consumo interno, que en la práctica se presenta como una sobreoferta que hace que el precio de la materia prima pagada al tambero baje, pero no así el valor que paga el público por el producto en la góndola.

"Se perjudican los dos extremos de la cadena: el tambero, que recibe menor precio, y el consumidor, que paga más caro", señaló Rubén Ferrero.

Por ejemplo, señala el trabajo que el precio del queso pategras, que en enero era de 42,51 pesos el kilo, en agosto llegó a 49,36 pesos, es decir, aumentó 16 por ciento. En cambio, el precio que se le paga al tambero pasó de $ 1,42 a $ 1,49, sólo un 5%, y, además, los costos de producción se incrementaron.

Respecto de la disponibilidad de leche con que cuenta el país, ésta le permite atender sin dificultades el consumo interno. "No va a faltar leche en la Argentina", respondió a una pregunta el asesor Juan Linari. "En 2010 la producción nacional de leche fue de 10.308 millones de litros, mientras que el consumo fue de 8426 millones de litros. Sólo se exporta el 25 por ciento de la producción. En la Argentina cada habitante consume por año 206 litros de leche; supera en la región a Brasil (148), Colombia (134), México (133) y Chile (130 litros de leche por habitante por año)", según mostraron los gráficos de la Mesa de Enlace.

No obstante, el crecimiento productivo en la Argentina fue uno de los menores dentro del Mercosur en los últimos diez años. En 2000, el país tenía el 28 por ciento del mercado, pero ahora bajó al 23%. En cambio, Brasil pasó del 62 al 67%. Pero al respecto Biolcati aclaró: "Brasil no conquistó esa franja que perdimos. Somos complementarios"..

Temas en esta nota