El dólar trepó y el BCRA volvió a venderle a los importadores

El Gobierno permitió compras frenadas de algunos importadores. Con pocos negocios eso bastó para que el dólar suba en los dos circuitos y el BCRA vendió u$s 13 millones.

Por
30deNoviembrede2011a las08:10

Después de varias jornadas en las que el Banco Central (BCRA) compró dólares, la entidad arrancó la semana del otro lado del mostrador. Durante las seis ruedas anteriores, el ente compró cerca de u$s 200 millones (u$s 197 millones). Según consignaron en la city, la mesa oficial debió reanudar las ventas en el mercado cambiario que totalizaron en alrededor de u$s 13 millones. A pesar de esto, la divisa estadounidense experimentó un importante avance en el segmento mayorista–en el que operan grandes jugadores como bancos y empresas– y cotizó sobre el cierre a $ 4,274 para la compra y $ 4,275 para la ventas, 1,2 centavos arriba del final del viernes pasado. En las pantallas de bancos y casas de cambio del microcentro porteño, también terminó con un alza de un centavo a $ 4,25 para la compra y $ 4,295 para la venta.

En los bancos revelaron que el organismo conducido Mercedes Marcó del Pont permitió a algunos importadores ejecutar las órdenes de compras que tenían frenadas por expreso pedido oficial. “Ayer se liberaron algunas importaciones, y ejercieron presión sobre el tipo de cambio, frente a una escasa oferta, lo que obligó a Central a abastecerlos”, relató el jefe de mesa de una entidad financiera líder.

De todas formas, los negocios todavía no logran repuntar y ayer el volumen volvió a ser muy reducido. El total de operaciones en el Mercado Electrónico de Cambios (MEC) terminó en u$s 156,98 millones, mientras que en el SIOPEL se transaron u$s 72,400 millones. Pero el feriado del lunes y la cercanía de fin de mes ensancharon los negocios en el mercado de futuros de dólar. “La necesidad de finiquitar operaciones a vencer hoy y de rearmar las distintas posiciones en los mercados de futuros tuvo pleno impacto en el volumen transado en este segmento, que superó con holgura el monto negociado en el contado”, describió Gustavo Quintana, de Portfolio Personal. En el OCT el volumen ascendió a u$s 734,200 millones e incluyó la actividad del Central en todos los segmentos, incluido también el mes de junio.

Mínimo histórico
Por otra parte, las ofertas en la licitación semanal de Letras (Lebac) y Notas (Nobac) tocaron un mínimo histórico. En concreto, las posturas cayeron hasta $ 493 millones. Vencían $ 933 millones y el Central decidió adjudicar $ 423 millones, por lo que terminó volcando unos $ 511 millones al mercado.

Hace meses que los bancos –principales tenedores de la deuda del Central– perdieron interés por estos títulos debido al bajo rendimiento que otorgan en el mercado primario y al preferencia de estar líquidos. Es por eso que a lo largo del año, al organismo monetario le costó renovar los vencimientos y en muchos casos terminó inyectando pesos a la economía doméstica, incrementando el peligro del traslado a los precios.

La tendencia se profundizó en las últimas subastas. En poco más de un mes, el Central volcó $ 4.500 millones al no renovar los vencimientos. La banca reclama un mayor rendimiento y sólo se aventuran los bancos públicos a un negocio que a pocos les cierra. En rigor, ayer las tasas quedaron prácticamente estable para todos los plazos.

Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota