Por cada punto menos de Badlar, el Gobierno y el BCRA se ahorran u$s 266 millones

La presión oficial sobre los bancos hizo que la tasa de depósitos mayoristas pasara de 25% a menos del 20%. Pero se calcula que sin la intervención debería estar en 28% anual.

Por
06deDiciembrede2011a las07:57

Bajo presión, el Gobierno y el BCRA están logrando controlar las tasas de interés. Los pedidos oficiales a los bancos para que mantengan las tasas están surtiendo efecto. La Badlar, el interés que se paga por depósitos superiores a 1 millón de pesos, ronda hace una semana entre el 19% y el 20%, cuando supo estar arriba de 25% al desatarse la corrida cambiaria.

Se sabe que esto se produjo por el poder de “disuación” que aplicaron Mercedes Marcó del Pont y Amado Boudou. Por un lado, la idea era que ese mayor costo no se trasladara al crédito a empresas. Pero también, está el hecho de no aumentar la deuda que tanto el Tesoro como el Central tienen en bonos ajustables a tasa Badlar.

Según cálculos del economista Marcos Buscaglia, del Bank of America-Merrill Lynch, por cada punto porcentual que la tasa Badlar se hunde por debajo de su valor de mercado, el Gobierno y el BCRA se ahorran un total de u$s 266 millones al año.
Sucede que la deuda soberana en bonos que se ajustan a la tasa Badlar suma u$s 10.800 millones. Son los Bonares 13, 14, 15 y 16. Además, el gobierno tiene alrededor de u$s 4.800 millones en préstamos que se ajustan a la tasa Badlar; y el Banco Central tiene casi u$s 11.000 millones de Nobacs (que también se ajustan a la tasa Baldar) afuera en los mercados. “También consideramos que el control de la tasa Badlar debilitaría las probabilidades de emitir deuda Badlar en un futuro”, dice Buscaglia.

Lo cierto es que las presiones oficiales para mantener a raya las tasas obedecen a mantener la economía 2012 en crecimiento. No son pocos los bancos de inversión y consultoras privadas que vaticinan para el año próximo una tasa de expansión del 3%, considerablemente más baja al 7-8% de este año o el 9% que mostrará el Indec. Para BofA, la tasa Badlar (bien medida o sin las presiones oficiales) debería estar en 28,5% y no 20% como en la actualidad.

Hacía tiempo que se viene hablando de lo poco representativo que estaba siendo la medición de la Badlar. Cuando la tasa que informa el BCRA rondaba el 16%-17% los bancos comentaban que estaban pagando más de 20% a los grandes clientes. La misma pasó de 12,5% a mediados de septiembre al 25% en el peor momento de la mini corrida contra los depósitos en dólares. Claro que desde el Central se dijo que la tasa Badlar surge de una encuesta, de un promedio, por ende puede haber dispersión entre las entidades.

Pero que los bancos hayan “clavado” la tasa mayorista en 20% al mismo tiempo que trascendió el pedido oficial, es más que sugestivo. Además, el Central no convalida un aumento de tasas en las licitaciones semanales de bonos que realiza. Por eso no llega a renovar la mitad de lo que vence. La expectativa del mercado era hace un tiempo que la Badlar subiera porque el peso estaba estable. Así, se tentaba más al ahorrista a invertir en pesos y no en dólares. Pero esa estrategia se diluyó y ahora pocos son los que buscan los bonos Badlar. Los títulos que con este ajuste rinden alrededor de 20% contra más del 24% en aquellos que pagan según la inflación (que publica el Indec). La expectativa a una suba de tasas ahora es tan remota como la que había sobre un sinceramiento de la inflación oficial.

Temas en esta nota