La Fed promete dinero barato y se hunde el euro

La moneda europea sigue debilitándose y llegó a quebrar ayer el nivel de 1,30 dólares, su mínimo desde enero. Europa perdió hasta 1%, mientras que Wall Street bajó 0,5%.

Por
14deDiciembrede2011a las07:48

Europa sigue debilitándose, y el euro, la moneda que representa la evolución económica y financiera de estos países, también parece haberse quedado sin respaldo. En rigor, para cualquiera que hoy piensa en ahorrar en moneda dura (si logra sortear los controles cambiarios) el euro puede resultar “mala” para el corto y “no tan mala” para el mediano plazo.

Ayer, el euro tocó su mínimo para el último año en 1,30 dólares por unidad aunque incluso registró operaciones por debajo de ese valor. Como ocurre en otros ámbitos, la moneda, un invento del mercado monopolizado por los gobiernos, es reactiva a las decisiones que se toman en su nombre. En ese contexto, la noticia de que el banco central de Alemania, Bundesbank, sólo está dispuesto a proveer de recursos adicionales al Fondo Monetario Internacional como parte de una solución a la crisis de deuda de la zona euro si otros países de la Unión Europea y de fuera de la UE hacen lo mismo, generó desconfianza en los mercados. A la vez, la canciller alemana Angela Merkel –que parece empeñada en desparramar dosis de realismo wagneriano– profundizó el pesimismo al asegurar que no se va ampliar el fondo de rescate europeo. Por último, pero no menos importante, la siempre oportuna advertencia de la agencia Moody‘s de revisar la calificación crediticia de los 27 estados de la UE en el primer trimestre de 2012, también predispuso para lo peor. El resultado fue que, además del euro, los mercados europeos descendieron hasta 1% y Wall Street terminó sus operaciones con un descenso de 0,5% con el agravante que es haber experimentado fuertes caídas el lunes y que un martes sin rebote.

No es para tanto
En esta línea, las buenas noticias europeas no alcanzaron: España tuvo una fuerte demanda para su venta de letras a 12 y 18 meses, con ofertas de más de 18.000 millones de euros por los casi 5.000 millones de euros que colocó, pero los rendimientos se mantuvieron altos. Por otro lado, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que tuvo una buena recepción en su primera emisión de notas –vendió 1972 millones de euros con un rendimiento del 0,2%– podría enfrentar dificultades de financiamiento si la agencia calificadora Standard & Poor’s rebaja a los 15 estados de la zona euro en revisión.

Con todo, uno de los datos del día fue el saldo que dejó la reunión de la Fed, donde lo más relevante lo marcó la reducción de las expectativas de mayor alivio monetario, es decir, recompra de bonos. En su comunicado, la Fed mantuvo las tasas de interés de referencia con un techo en 0,25% y apuntó una vez más al desempleo que ostenta EE.UU. La onda expansiva de la desilusión –habrá dólares baratos pero no recompra de bonos– llegó a estas orillas donde las acciones de bancos perdieron hasta 2,6% y los bonos en pesos descendieron más de 2%. Si bien el Merval perdió 0,42%, el papel de Mirgor se destacó con una suba de 8,2%.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota