Diputados aprobó el Presupuesto 2012, ley de emergencia y rebaja de Ganancias

También se aprobó la prórroga del impuesto al cheque, al tabaco y a la exportación de hidrocarburos. El oficialismo sumó el apoyo de otros sectores del justicialismo.

Por
15deDiciembrede2011a las07:53

Con una sólida mayoría de 141 votos e imponiendo su ritmo y agenda, el kirchnerismo sancionó ayer en la Cámara de Diputados el proyecto de Presupuesto 2012 que incluye, entre otras previsiones criticadas por la oposición, partidas de subsidios que el Gobierno ya anunció que recortará. Además de a sus aliados habituales, sumó el apoyo de los diputados que responden a Felipe Solá y a José Manuel de la Sota. En minoría, los bloques antikirchneristas reunieron 103 votos, en un debate que se extendió por más de ocho horas y en el que se aprobaron en total seis iniciativas del Ejecutivo.

Con similar holgura, el oficialismo dio sanción a las prórrogas de la Emergencia Económica (por 138 votos contra 100), de los impuestos al cheque (178 a 58), al tabaco (178 a 58) y a la exportación de hidrocarburos (182 a 45), y convalidó los dos últimos aumentos del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias (169 a 46) que dispuso la AFIP. Este último proyecto delega en el Poder Ejecutivo la facultad de modificar en el futuro el piso salarial para ese tributo, aspecto cuestionado por la mayoría de los sectores opositores y que, sin embargo, fue respaldado por los diputados de la CGT.

El Presupuesto prevé un crecimiento del 5,1% para 2012, con un índice de inflación del 9,2%, el dólar en $ 4,40 y unos $ 75.000 millones en subsidios, aunque el Ejecutivo ya dispuso recortar esos beneficios para empresas y barrios de alto poder adquisitivo. “Lo que votamos hoy de nada sirve porque puede ser cambiado mañana por la concepción del poder absoluto que tiene el Gobierno”, se quejó el jefe del bloque radical Ricardo Gil Lavedra.

El macrista Federico Pinedo coincidió. “Tener Presupuesto o no tenerlo es lo mismo. Los Kirchner han gastado $ 54.000 millones por encima de lo autorizado por el Congreso”, apuntó. Los principales cuestionamientos opositores giraron en torno de la veracidad de las previsiones que contiene el texto, el apuro en el debate y la negativa del oficialismo a introducir modificaciones.

“El oficialismo ha impuesto en este Congreso un estilo político que también se dio cuando tuvieron minoría. Es la política del conflicto, donde el diferente no tiene razón ni voz para ser escuchada”, lamentó el duhaldista Eduardo Amadeo. En coincidencia, Claudio Lozano, del Frente Amplio Progresista, tildó al debate de “ficción institucional”.

Por la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay aprovechó para chicanear al ex vice de Economía Roberto Feletti, quien defendió el Presupuesto al inicio de la sesión. “Aprecio sus esfuerzos para no reconocer que acá hay un ajuste fiscal. Se habla de sintonía fina, pero el aumento del ahorro público no es otra cosa que un ajuste fiscal”, cuestionó.

Sobre el final del debate, el jefe del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, procuró responder las críticas opositoras. “Hablan del Presupuesto del ajuste, ¿en qué artículo está que no vamos a aplicar este año la ley de movilidad o que vamos a recortar las jubilaciones el 13%? Hemos recuperado al Estado”, se quejó. Pidió además mirar la economía con “perspectiva” y leyó los principales títulos del diario Clarín del 14 de diciembre de 2001 para contrastarlos con la situación actual.

Cuando el tablero marcó el triunfo de su bancada, aplaudió de pie junto a todos sus diputados por varios minutos. La flamante mayoría kirchnerista había ganado su primera votación.

Por Noelia Barral Grigera.

Temas en esta nota